domingo, 28 de febrero de 2010 10:16

DIES SOLIS

El nombre "domingo" proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamaba a este día dies solis (día del Sol).

sábado, 27 de febrero de 2010 20:44

Sábado Amor - Poema de Victoriano Cremer

Sábado Amor

De Victoriano Cremer

Pero el sábado es distinto. Viene
de muy lejos, con sol a las espaldas
y extrañas músicas entre los dientes
endurecidos de la madrugada.
Todos le miran y él sonríe. Pisa
la tierra y la acaricia; el eco alarga
la estela de su paso, tal un barco
abriéndose caminos en el agua.
Es como un muchacho, con las manos
metidas en los chorros de la mañana,
que abre los ojos de cristal y asombro
al vuelo de la luz desazulada.
El sábado es distinto, sí. De pronto,
el aire se hace mármol en la escarcha
del alto cielo, y una voz se enciende
poderosa, como una gran campana.
Todo parece nuevo, repentino,
¡hasta aquella alegría de las almas
que nadie sabe quién echó en la hondo
del charco amargo de las lágrimas!…
No es como los demás días. Trae al menos
algo que el hombre ha perseguido siempre,
sin mirar a los cielos, apretándose
el corazón con esperanzas:
Unas monedas y el silencio,
cuando la tarde pliega sus banderas.
Todo el amor, de pronto, rescatado
al yunque ya las nieblas.
Y una música antigua y un camino
para perderse.
(La felicidad
necesita tan sólo unas monedas
y un camino de amor.)
Todo humilde y sencillo en este día
en que la piel del aire se descorre
y queda un mundo puro, en carne viva,
como un tierno cordero milagroso.
La casa se abre a su llegada.
El hombre
busca a la amada entre la sombra y, juntos,
entre besos, aprietan las monedas
de su felicidad de cada día.

20:40

El Sábado De La Aldea - Poema de Giacomo Leopardi

El Sábado De La Aldea 

De Giacomo Leopardi


A la puesta del sol, la alegre niña
torna de la campiña
con su haz de yerba y el florido ramo
en que lucen al par violeta y rosa,
y que, inocente, apresta
para adornar gozosa
pecho y cabellos al llegar la fiesta.
A par con la vecina
siéntase a hilar en el umbral la anciana
volviendo el rostro al astro que declina,
y se transporta a la estación lejana
cuando, aún fresca doncella,
danzaba al terminarse la semana,
con sus amigas de la edad más bella.
El aire se obscurece,
se matizan de azul los horizontes,
y descienden las sombras de los montes
cuando la luna cándida aparece.
La torre de la villa
la fiesta anuncia, y sus alegres sones
bajan a confortar los corazones.
Sobre la plaza la vivaz cuadrilla
de rapaces gritando
y aquí y allí saltando,
alza rumor que anima y alboroza;
mientras silbando el labrador regresa
y sentado a su mesa
con el descanso que prevé, se goza.

Cuando el silencio con la sombra crece
y toda luz fenece,
oigo el martillo que tenaz golpea
en el taller, do el oficial se afana
por dejar terminada la tarea
antes de que despunte la mañana.

Este es de la semana
el más hermoso y el postrero día.
Mañana tornarán fastidio y pena,
y a la habitual faena
cada cual volverá como solía.

¡Jovencillo gracioso!
Tu dulce edad florida
es como un día de alborozo lleno,
día claro y sereno,
que precede a la fiesta de tu vida.
¡Goza, gózalo pues! Edad de flores,
suave estación es esta:
nada más te diré; pero no llores
si se retarda tu anhelada fiesta.

20:33

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita Por José Luis Claros López

De esta manera empezó aquel año, San Bartolomé era el santo de los milagros, pero la iglesia recientemente reconstruida estaba consagrada a San Pedro y al padre Gregorio solo le restaba encontrar a un carpintero que repare el techo.
—        ¿dígame, que sabe su merced de carpintería? — preguntó mientras le enseñaba el lugar donde pasarían la noche.
Solo entonces el padre Gregorio se percato del muchacho y al escuchar la respuesta el anciano venerable le propuso un trato.
—        Repare el techo y le propongo quedarse aquí, por el tiempo que deseen.
El muchacho salio corriendo sin que su padre lo pueda detener persiguiendo a un pequeño gatito que a su vez intentaba atrapar una mariposa.
—        Perdón, pero olvide preguntarle su nombre.
—        Mi nombre es, Andrés Rocha – señalando al muchacho – él, es mi hijo Augusto Rocha.
Fue el Padre Gregorio quien los presentó al pueblo, el siguiente domingo y por toda referencia dijo que realizaron el milagro de reparar el techo, todos levantaron las cabezas como mirando al cielo, realmente era un excelente trabajo para haber sido realizado en tan solo dos días y sin más ayuda que la de un niño, desde aquel domingo Andrés Rocha fue el primer habitante de Yacuiba que trabajo como carpintero pero casi un siglo después Augusto vendió la carpintería.
Todavía eran las nueve cuando el Profe cerro el billar y pensó, que eran realmente pocos los que le conocían por el nombre con el que fue bautizado por sus padres de niño y que ahora tantos años después el recuerdo del día de su bautismo solo sea incluso para él no más que el recuerdo del rostro de su madre y la sensación de unas gotas de agua recorriendo su frente una tarde de marzo.
Manuel Esquilo recordó que en el pasado fue un creyente y confeso anarquista que en plena presidencia del hijo de Lorenzo Battle durante el verano de 1913, realizó en Montevideo su último discurso político, donde hablo de la necesidad de instaurar un nuevo orden, que la libertad sin socialismo es un privilegio y una injusticia que el socialismo sin libertad era solo brutalidad y esclavitud, hablaba y eran muchos tal vez demasiados los que escuchaban sus palabras, hablaba de pedir el fin de la libertad falsa y formal simbolizada en el privilegio de unos cuantos sobre la esclavitud del resto, el mayor logro de la humanidad es la libertad del individuo para poder expresarse y actuar sin que se lo impida ninguna forma de poder, sea terrena o sobrenatural, si cualquier humano intenta hacer daño a otros, todos los individuos bien intencionados tienen derecho a organizarse contra él decía por entonces el Profe en cada uno de sus discursos y en cada ocasión que el sonido de su voz comenzaba a transformarse en frases completas que devolvían la esperanza a las personas que lo escuchaban porque sus discursos y sus palabras no eran palabras de odio él solo decía la verdad y la verdad por sobre todas las cosas es revolucionaria.
Pero sucedió que esa misma noche durante el verano de 1913, fue despertado por fuertes golpes en la puerta y cuando la abrió, una caja lo esperaba a sus pies, la caja era roja con un listón de seda negra, al quitar la tapa encontró una nota sobre una botella, la nota le ordenaba abandonar Montevideo o de lo contrario recibiría el mismo trato que el animal dentro de la botella, Manuel observó con curiosidad que en su interior de la botella había una rata que murió ahogada, ya por entonces no se trataba de una primer amenaza desde muchos años antes que recibía demasiadas amenazas y advertencias incluso eran ya más de las que podía recordar. Porque ya solo quería recordar de su pasado otros acontecimientos por ejemplo el Profe asociaba su llegada a Montevideo con una serie de eventos que se iniciaron con aquella noche de enero en Tarragona cuando comenzó a estudiar el catecismo revolucionario, en ese tiempo fue don Albero Castellar dueño de una pequeña librería sobre la calle de Almirral casi escondida entre una posada de puertas blancas y un bar que funcionaba también como lugar de reunión para republicanos y autonomistas catalanes quien, proporciono a Manuel Esquilo aquel pobre ejemplar de una imprenta clandestina; encontrar ese libro iniciaría su camino como el agua que se despende de una montaña formando un curso que tiende a crecer hacia terrenos que están mucho mas allá de la pétrea estructura que le dio su origen y que llevarían a Manuel lejos de Tarragona el lugar donde vivió desde comienzos del nuevo siglo.
Aquel veintitrés de enero; Manuel Esquilo despertó con el deseo incontenible de leer sobre los amantes de Teruel, antes del medio día alcanzó la calle de Almirral acompañado por Fernando Concepción un andaluz nacido en Sevilla quien convertido en soldado a las ordenes de Durruti habría de morir antes de cumplir los 35 años durante la jornada del bombardeo a la Guernica el 27 de abril de 1937 asesinado por la aviación Alemana que colaboraba bajo el nombre de “Legión Cóndor” a los Fascistas alzados en armas contra la republica. Fernando Concepción combatiría defendiendo a balazos el poder ganado por el pueblo y por el Frente Popular en las elecciones celebradas en febrero de 1936 luchando en las calles junto a otros valientes enfrentando sin temor a los fachos con la premisa grabada en el corazón de que ellos ¡No pasarían!. Meses previos a su muerte junto con otros ciudadanos se incorporo en una milicia obrera tratando de detener a los camisas azules que destruían a sangre y fuego tratando en el fondo de derrotar a la libertad mientras en las calles el fermento revolucionario era incesante, algo «alucinante, como un sueño» que aquel levantamiento militar contra el legítimo gobierno de la II Republica fue transformando en la terrible pesadilla de una guerra que concluiría luego de haber fusilado a los poetas con la derrota y el encarcelamiento de muchos ciudadanos.
Fernando Concepción al igual que el Sr. Castellar militaban al interior del sindicato anarquista ambos recordarían como una bella época el tiempo a partir de 1918 en que se produjo un fortalecimiento significativo de su organización producto de la toma de conciencia del pueblo, momento en que la crisis de la industria catalana impulsó a miles de obreros a afiliarse a la organización. Con el fin de contrarrestar la fuerza adquirida por la masa obrera organizada, surgió el pistolerismo, financiado por los patronos, que sembró la violencia ciudadana y logró desestabilizar al sindicato; fue sin embargo una coincidencia el que Fernando Concepción se decidiera a buscar aquella mañana a su amigo Manuel Esquilo, como también se trato de una coincidencia que a pocas calles de aquel lugar existiera una librería en donde intentarían encontrar algún texto sobre la historia relacionada a los amantes de Teruel.
—        Buenos días, señores — Alberto Castellar luego de abandonar el escrito sobre la mesa, se preparaba para cerrar y se los dice — me preparaba para cerrar.
—        Señor, buscamos un libro sobre los amantes de Teruel escrito por Juan Eugenio Hartzenbusch.
Alberto Castellar cerró los ojos por un momento, para recordar en que lugar se encontraba aquel libro, pidió entonces disculpas porque semanas atrás había vendido el último ejemplar que poseía de aquel libro. Había sin embargo notado, Fernando ese pequeño ejemplar rustico de encuadernado rojo que conocía bien y no resistió la curiosidad por saber como ese viejo librero consiguió aquel material clandestino, Castellar comprendió que solamente otro anarquista seria capaz de reconocer esa edición.
—        Creo en un mundo nuevo – respondió.
—        ¿Un mundo nuevo? — Pregunto Manuel Esquilo — cual mundo es aquel cuando ya no existe nada nuevo que descubrir.
Para Fernando fue también una coincidencia, descubrir que Alberto Castellar también pertenecía a un grupo anarquista y con el pretexto de no almorzar solo con su hija como acostumbraba todos los días los invitó a los dos amigos a que almorzaran aquel día con él, luego conversaron durante el resto de la tarde, pero Manuel Esquilo gracias a todas las ideas de las que hablaban con el Sr. Castellar consiguieron que olvidará por completo a los Amantes de Teruel, si Usted quiere estudiarlo no tengo problema en prestarlo le dijo el Señor Castellar con su habitual tono amable, Manuel asintió y esa noche comenzó con esmero a estudiar el catecismo revolucionario llamó su atención una breve nota escrita en la contratapa del libro; con tinta que hace muchos años debió ser negra y ahora era apenas legible una letra menuda como de mujer que decía: “innumerables son los seres vivos; inconmensurables son las esperanzas; hago voto de estudiarlas y practicarlas muy largo es el camino; hago voto de llegar hasta el final”.

viernes, 26 de febrero de 2010 16:25

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita por José Luis Claros López


A las seis Isabel sabía en su interior que él no llegaría, durante el desayuno del domingo su madre le dio la noticia y mientras la escuchaba ella realizó un esfuerzo increíble para no llorar, después escapó de su casa de la misma forma que Rodrigo utilizaba, para encontrarse con ella, camino por las calles de tierra llena de lodazales luego de la tormenta de la noche anterior para luego convertirse aquella mañana de domingo en la primera mujer después del escándalo que sucedió en el carnaval del año anterior en pisar el interior de aquel billar, sorprendiendo al Profe realizando una labor que para ella parecía cotidiana pero que ese hombre no realizaba desde el 6 de marzo de muchos años antes, cuando contrató a un niño llamado Rodrigo para que se encargue de mantener limpio el salón, luego ella observó sobre una mesa verde escrito con grandes letras de molde el cartel preparado la noche anterior que simplemente decía “NECESITO EMPLEADO”. Agarrando todavía la escoba el Profe miró a la mujer que invadió el salón es bonita pensó, como Maria, la hija de un vendedor de libros al otro lado del mar océano con la que compartió una noche de amor dos días antes de escapar de Cataluña por sus ideas anarquistas y por sobre todo debido a la represión que siguió a una huelga de obreros metalúrgicos en la que se vio involucrado, para luego de una temporada en Montevideo y otra en Embarcación terminar en Yacuiba, sin mas pertenencias que la ropa que llevaba encima, una pipa de marino y una copia rustica de una edición clandestina de los escritos de un ruso llamado Mijail Bakunin; que después de leer una y otra ves, durante casi seis décadas fueron colocadas junto a su pipa y una moneda uruguaya tal como fue su última voluntad en el interior de una caja de madera que fue depositada sobre su ataúd al momento de ser enterrado y sin que ninguno de los presentes durante el funeral supieran que su último recuerdo en esta tierra fue de la hermosa Maria Castellar, aceptando que sus labios se buscaban, permitiendo que su mano la explore lenta y suavemente – era en el cuarto del padre de Maria – como sus cuerpos se unieron en uno sólo mientras él no dejaba de hablar sobre la revolución y de que más allá de que pareciera complejo había que saber esperar el momento apropiado para poner fin a la burguesía, ella solo deseaba estar con él y escuchaba, la recordaría también por aquel instante por la forma rítmica en que su cuerpo tembló por un momento mientras ella decía con todo ese amor que explotaba en su interior que él era el primero que la tocaba de esa manera, él también la escuchaba y entonces beso sus ojos, su frente y luego acarició aquellos pechos firmes como montañas que se atrevió a conquistar, la pasión del abrazo, los juegos de la lengua besos largos con los que se robaban mutuamente el aire la sentía suspirar cuando se introdujo nuevamente dentro de ella con una sensación que se expande conforme se están fundiendo ella se quemaba desde adentro mientras, era la cama de su padre, él hablaba del fuego de una revolución que se aproximaba, ella dijo que lo amaba y él hablo de la libertad, mientras sin insistencia llegaba con suavidad a todas partes y el calor en sus cuerpos sudados se expandía por toda la habitación; días después un océano los separaba, lejos, demasiado lejos nunca más se volverían a encontrar, pero sin embargo él la recordará a ella incluso hasta en el momento de su muerte con la tristeza de que fue la única mujer de la que no se pudo despedir y ella lo recordará a él como el hombre que luego de entrar en su vida no se despidió.
—        ¿para donde lo llevaron? — preguntó y en ese momento le pareció de mal gusto la manera en que ese hombre miraba su rostro, como si ella le recordara una cara conocida.
—        ¿no dijeron nada? — continuó.
El Profe se encogió de hombros mientras negaba con la cabeza.
—        No señorita, pero quizás él pueda decirle algo.
En aquel momento Gabriel entraba al salón.

jueves, 25 de febrero de 2010 16:23

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita por José Luis Claros López

Rodrigo llego como acostumbraba a las nueve con cinco; el Profe se apresuraba por abrir el billar desde las nueve pero nadie llegaba hasta las diez, en ese momento Rodrigo sin embargo no pensaba más que en su reina Isabel, imaginaba como su mano jugaría con aquel caprichoso mechón que cuando se besaban resbalaba delicadamente hasta cubrir su mejilla pero cuando abrió los ojos para dejar de soñar y seguir limpiando sintió un primer golpe, otro militar sujeto sus manos, luego llegaría esa noche con rumbo a un lugar desconocido para él un lugar donde su camino se cruzaría con el camino trazado por una bala y nunca más besaría la boca de esa mujer que conoció tres años antes; Rodrigo murió durante un patrullaje en la zona de la Mula Muerta antes de navidad y solo escribió una carta que años después luego de ser leída por la nieta de Isabel el tiempo se encargaría de borrar cada letra hasta desaparecer toda evidencia de aquel amor y de su propia existencia sobre la tierra transformando en realidad aquella verdad de que aquello que no esta escrito jamás sucedió como dijo en una ocasión el Profe antes de ser el Profe. Nuestro amor es sincero querida Isabel decía la carta y luego continuaba; aquí la situación no esta bien y quizás no logremos volver a encontrarnos en este mundo, mi regreso depende de mi buena estrella y ya ves que parece que a veces se olvida de que existo y terminaba diciéndole que lo importante era el saber que nuestro amor es sincero. Así con esas palabras comenzaba y terminaba aquella carta escrita sobre un papel que luego el tiempo le daría el color de las cartas escritas y recibidas con amor, que se guardan como el tesoro más valioso de un cariño transformado en palabras sobre el papel y que en algunos casos llega a perdurar hasta sobrevivir a su autor como esperando ser leídas una ultima vez para luego desaparecer igual que sucedió con esta carta que un día luego de ser leída en silencio por la nieta de Isabel simplemente comenzó a desaparecer hasta no dejar sobre la tierra ninguna evidencia de aquel amor.
Aquella carta comenzó a buscarla hasta alcanzar las manos de Isabel el 3 de febrero, sin embargo quince días antes apareció su nombre en la lista de caídos; era Domingo y alguien nunca se pudo saber exactamente quien aviso la triste noticia a Filemon quien luego se lo contó al padre Joaquín cuando este se preparaba para empezar la misa, luego durante años algunos testigos incluso ya ancianos contarían sin temor a equivocarse que se escuchó como si se rompiera un jarrón y el padre comenzó a llorar por la pena y nadie se atrevió a preguntar porque lloraba ya que todos sabían que era por la muerte del primer niño que bautizo al llegar a Yacuiba.

miércoles, 24 de febrero de 2010 16:16

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita por José Luis Claros López


Rodrigo despertó aquella mañana, sintiendo que la habitación entera construida de adobes se encontraba con el ambienté perfumado con el gustoso y apacible perfume a naranja que provenía del pañuelo que ella le había regalado la tarde anterior y tomando el pañuelo lo acercó a sus labios para poder besarlo en el preciso lugar donde varias letras formaban los nombres de Isabel y Rodrigo y que fueron bordadas por ella, por eso besaba aquel pañuelo con el mismo amor con el que la besaba cada viernes mientras el sol caía, en ese momento comenzó a recordar el día que la conoció, un tiempo cuando Isabel siempre acompañada por su madre parecía inalcanzable pero Rodrigo de tanto preguntar por ella hasta conseguir averiguar su rutina descubrió la manera, seria ese jueves mientras Isabel se confesaba por espacio de una hora y su madre permanecía en casa de Doña Esquivel hablando hasta el cansancio sobre la vida de los demás, estas conversaciones fastidiaban a Isabel quien todavía no se atrevía a gritarlo en la cara de su madre así que se conformaba con dirigirse a la iglesia para confesarse; después de descartar varias maneras de acercarse y conocerla se decidió por la más arriesgada aquel medio día fue a visitar al padre Joaquín, sin avergonzarse le solicitó sea su cómplice mientras explicaba su plan como también la razón para llevarlo a la practica.
—        Hijo mío – preguntó, evitando reír — ¿te das cuenta de lo que me pides?
—        Si padre – respondió Rodrigo — claro que lo se y así como usted me bautizo cuando niño espero ahora su ayuda para esta buena causa.
Dieciocho años antes luego de llegar designado como sacerdote al pueblo fue Rodrigo el primer niño que bautizo y recordaba que mientras le suministraba el sacramento del bautismo aquel pequeño permanecía tan tranquilo como si durmiera con los ojos abiertos y ahora dieciocho años después quiere que sea su cómplice pensó. Pero tampoco podía juzgarle mal, también él cuando decidió consagrar su vida al servicio de la iglesia no fueron acaso sus tíos con los que vivía desde la muerte de sus padres en aquel incendio; los primeros en cuestionar su decisión de entrar al seminario y a pesar de conocer los vicios de Rodrigo terminaron por convencerse de la honestidad de sus palabras por aquel acontecimiento inexplicable que se sucedió de forma inesperada una mañana de sábado y por último porque se convencieron también que los seres humanos en especial el hombre tiende a no poder dedicarse a ser ejemplo de rectitud. Así que como juzgaría él ahora a Rodrigo más todavía si un caso particular consternaba al padre Joaquín momentos antes de que Rodrigo solicitara su ayuda, desde el mes de febrero se sabía que su amigo el padre Ramos tenía por amante a su sacristán. 
—        Esta bien hijo, te ayudare.
—        Gracias padre.
Como era su costumbre a esa hora de la tarde Isabel se despidió de su madre, para después caminar por la iglesia desierta rumbo al confesionario, luego se arrodillo y buenos días padre dijo y mientras esperaba escuchar la voz del padre Joaquín para comenzar su confesión fue que sucedió, solos en la iglesia fue la primera vez que se hablaron.
—        hola Isabel.
La incertidumbre invadió su cuerpo, esa voz no era la del padre Joaquín y se levantó molesta por el atrevimiento de aquel hombre.
—        Espera por favor, es que deseaba conocerte mi nombre es Rodrigo se que tú nombre es Isabel.
Durante el próximo día de San Bartolomé se cumplirían tres años de encuentros  clandestinos, de comunicarse cada viernes con el idioma de los sentimientos pero está noche estarían juntos en la oscuridad de la casa y después, que importaba el después.

martes, 23 de febrero de 2010 16:13

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita por José Luis Claros López

A comienzos de la década Gabriel pensaba en el presente como un tiempo donde el cielo y la tierra se cruzarían con el fin de fecundar en paz y armonía, sin embargo ahora comenzó a creer que todo puede llegar a un final en este desolado paraje sin haber cumplido su promesa porque en aquel momento se encontraba sin esperanzas ya en el tercer día de su caminar perseguido por el fantasma de la muerte acompañado en cada paso por un calor infernal de cuarenta grados a la sombra; pero ahora perdidas las esperanzas, perdido en un tierra ajena a la que no quiere y que tampoco se deja querer esperando lo inevitable se sumerge en el sueño, lejos del Paraíso y de la Yacuiba de sus recuerdos.
Una tarde de julio Don Agapito, perdón quien en vida fue distinguido Presidente de la Junta Municipal Don Agapo Pérez simplemente se fue para el otro mundo sin parada intermedia, sin embargo después de la muerte inesperada y trágica del señor Presidente de la Junta Municipal llego la desgracia más grande una noticia transportada por una partida de soldados que informaron aquella mañana de viernes al pueblo que la guerra había comenzado; él también mientras terminaba de acomodar las sillas desde la puerta del billar los escuchó y guardo silencio. Su nombre era Rodrigo trabajaba en el billar del Profe desde los nueve años ahora tenia veintidós, mantener limpio el salón paresia ser su única obligación pero nadie sabia que el espacio de tiempo cuando caía el sol cada viernes los dedicaba para cortejar a la hija de la viuda del otro español, proclamada Reina del Pueblo durante el último carnaval; Isabelita la Reina Isabel perdió la esperanza cuando el reloj marcaba la media noche y comprendió que por primera vez después de tres años él no llegó a su encuentro.
Muchos años después esta historia escrita en un montón de papel amarillo olvidado al interior de unas cajas viejas en un rincón de la Sede Social de los Beneméritos de la Guerra del Chaco comenzó a ser leída por una muchacha que al empezar a leer todavía no conocía la verdadera historia sobre la muerte del primer amor de la madre de su padre.
Mientras se besaban abrazados en la oscuridad de los naranjos, Isabel explicó a Rodrigo como abrir la puerta sin usar la llave y lo más importante, que su madre no estaría durante toda la siguiente noche, él prometió ser puntual de todas maneras no hacia falta porque Rodrigo era de esas personas que siempre llegaban a tiempo.

lunes, 22 de febrero de 2010 15:53

Un comentario de Jorge Luis Borges donde menciona a Bolivia

En plena Guerra de las Malvinas, Jorge Luis Borges opinó que "la Argentina e Inglaterra parecen dos pelados peleándose por un peine" y que "las islas habría que regalárselas a Bolivia para que tenga salida al mar".

domingo, 21 de febrero de 2010 16:13

Peligro de extinción acecha a 413 idiomas

Peligro de extinción acecha a 413 idiomas

América Latina es una de las regiones con mayor diversidad lingüística en el mundo, según Unesco.

El Día Mundial de la Lengua Materna se conmemora hoy. El Atlas interactivo de las lenguas en peligro en el mundo, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), señala que hay 413 idiomas indígenas en América del Sur que se consideran vulnerables o en peligro de extinción.
El Atlas sitúa a la Argentina con 14 idiomas en peligro de desaparecer, Bolivia 35, Brasil 178, Chile 6, Colombia 64, Ecuador 12, Paraguay 12, Perú 57, Uruguay 1 y Venezuela 34.
La Oficina Regional del Alto Comisionado para los Derechos Humanos para América Latina dice que preservar la lengua no sólo representa un hecho cultural, sino una herramienta esencial para asegurar el conocimiento de los derechos humanos.
Se requieren medidas para frenar la extinción de los idiomas a escala regional. El 90 por ciento de todas las lenguas del mundo desaparecerá en los próximos 100 años. América del Sur es una de las regiones con más diversidad lingüística del mundo.
Manifiesta que es urgente que en la región se tomen medidas para fomentar políticas lingüísticas regionales y nacionales, impulsar la educación bilingüe y la producción de contenidos digitales para Internet en idiomas originarios.
La ONU reconoce los derechos lingüísticos de las naciones indígenas y estipula que “los pueblos indígenas tienen el derecho a revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y literaturas, y a atribuir nombres a sus comunidades, lugares y personas, así como a mantenerlos”.
Los Estados deben adoptar “medidas eficaces para asegurar la protección de ese derecho y también para asegurar que los pueblos indígenas puedan entender y hacerse entender en las actuaciones políticas, jurídicas y administrativas, y deben proporcionar para ello, cuando sea necesario, servicios de interpretación u otros medios adecuados”.
La declaración hace énfasis en el derecho de los pueblos indígenas de establecer y controlar sistemas e instituciones docentes, y detalla la responsabilidad de los Estados para adoptar medidas junto a los pueblos indígenas, a fin de que tengan acceso a la educación en su propio idioma.
Fuente: El Cambio

sábado, 20 de febrero de 2010 17:32

Ich lieb' Dich

Ich lieb' Dich, egal wie das klingt Ich lieb' Dich, ich wei, da es stimmt Denn ich lieb' mich bei dir, ich lieb' mich an dir Ich lieb' mich in Dir fest, wenn du mich nur lt

viernes, 19 de febrero de 2010 17:13

De Facundo Cabral

"Ama hasta convertirte en lo Amado, es más, hasta convertirte en el Amor." de Facundo Cabral

jueves, 18 de febrero de 2010 16:03

El Entierro de Caín en el Paraiso (Fragmento) Novela Escrita Por José Luis Claros López

Camino al Paraíso en el principio, estaban solo él y ella.
Aquella mañana enterraron a Caín en el Paraíso, en el mismo lugar donde según el Padre Joaquín su madre lo trajo a este mundo.
Una semana antes a las tres de la tarde en Yacuiba no se escuchaba absolutamente nada, sin embargo es importante saber que el nombre de su hermano es Caín, nieto de Gabriel que falleció a la edad de treinta y tres años y fue enterrado en algún lugar incierto del Paraíso y que nadie lo lloraría nunca a pesar de su último acto de redención por el crimen cometido.
Escuchó su confesión, hasta el amanecer cuando ella consiguió expulsar hasta la última gota de culpa de su torturada alma, entonces comprendió mientras la miraba a los ojos porque paso lo que paso en Yacuiba.
Gabriel tomó la noticia como la premonición de un infortunio todavía por llegar pero ningún pensamiento evitaba que aquel trueno resuene sobre la superficie de la tierra con el poder de lo inevitable.
— ¿Qué secreto Inés? — preguntó
Hasta el momento en que perdió la esperanza de su llegada, ella todavía buscaba una respuesta, para explicarse porque no salio corriendo de la iglesia, porque permaneció en ese lugar deseando descubrir el rostro de la persona, que de aquella manera se atrevió a profanar un lugar consagrado; para intentar solamente conocerla pero la verdad no pensó en alejarse, porque después del impacto de la primera impresión todo pareció tan normal incluso hablaron del viento que se presenta soplando por la superficie de la tierra, ella tres años menor que él dijo que talvez deberían esperar como el agua sobre el cielo y él respondió lo que deba ocurrir en su debido momento ocurrirá.
Desde aquella tarde el padre Joaquín permitió, que ambos se puedan encontrar en aquel lugar y las sagradas imágenes en la iglesia de San Pedro parecían en su silencio contentos de que estas dos almas hubieran escogido ese lugar para comenzar a escribir una historia de amor y desde el cielo la Virgen Maria, San Pedro y todos los Santos y Mártires recordaban aquellos días terribles en el tiempo que Claudio Segundo intentó prohibir el amor.
Una tarde tres meses después, Rodrigo descubrió un sitio donde tres naranjos ocultaban con su sombra una fisura entre la pared y los centenarios árboles que a partir de aquel momento fueron silenciosos cómplices de los encuentros esperados por ambos durante tres años que se cumplirían en el día de San Bartolomé.

miércoles, 17 de febrero de 2010 10:06

Se casaron en silencio por el P. Miguel Donahue

Se casaron en silencio

Publicado el 17 Febrero 2010 Fuente El Nacional Tarija

P. Miguel Donahue

Recuerdo que hace varios años atrás fui invitado a concelebrar un matrimonio con el P. Ademar Espinoza en la Catedral. Como conocía a la pareja de novios, el me invitó a realizar la ceremonia en medio de la Misa. Yo antes memoricé sus nombres y la formula en señas. La respuesta de Padre Ademar fue decirme que debería repetir la fórmula escrita en el libro. El no sabía que los novios eran sordos.

Esta vez estaba mejor preparado. Trabajé de antemano con María (quien es sorda) para practicar el Padre Nuestro en lengua de señas y tuvimos un intérprete para ayudar a la comunidad sorda presente en la iglesia con la traducción de la Misa.

Una catequista bilingüe María Ester preparó a los novios y los ayudó a memorizar toda la formula en señas. No sé lo que pasó. Tal vez Jorge y María del Carmen se emocionaron mucho cuando tenían que decir sus votos en señas uno al otro. Consecuentemente la única seña que les salió fue el “Sí” de ambos. Fue suficiente. Ya estaban casados por lo civil desde hacia seis años y sabían lo que estaban haciendo.

Hubo muchos momentos conmovedores en la ceremonia y el Salmo fue uno de esos. Me senté en el primer banco para observar mejor a María y Fátima cantar “Eres Tú”. Se pusieron guantes blancos para enfatizar las acciones de sus manos. María había memorizada las palabras de la canción que no escuchaban. Fátima daba las pautas de cuando empezar y pausar. Las caras de los novios eran un espectáculo digno de contemplar. Por fin estaban en “su” iglesia y mirando su idioma en un arte que terminó con una lluvia de flores y aplausos de los presentes.

María empezó la introducción al Padre Nuestro con el coro mientras yo me ponía los guantes. No suelo ser nervioso en la iglesia pero era la primera vez que sin interpreté iba a comunicar a la comunidad sorda “cantando” en su propio idioma.

La recitación de las palabras fue en señas de los dos de nosotros con la música del órgano tocando al fondo. Esta vez era los oyentes los que no escucharon, no las personas sordas. Me sentí bien, después de tantos años trabajando con personas con discapacidad auditiva yo puse el esfuerzo en empezar a estudiar el lenguaje de señas.

Cuando dieron la vuelta para presentarse a la comunidad Jorge y María recibieron una ovación de parte de toda la congregación. Como una persona sorda no escucha las dos manos chocando, los aplausos se hacen con los brazos levantados en el aire moviendo las muñecas de ida y vuelta con las manos abiertas. El mar de manos que les felicitaban era también un reconocimiento de admisión y aceptación en nuestra iglesia.

Mediante al Decreto Supremo Nº 328 del 14 de octubre de 2009 la lengua de señas bolivianas (LSB) ha sido reconocida como medio de comunicación de las personas sordas en Bolivia, acción “que les permite participar activamente en los diferentes niveles de la sociedad” (Art. 3). Al mismo tiempo que nosotros celebramos esta Misa, se nota el uso de señas en actos públicos y en los noticieros de diferentes medios de comunicación.

Ya hay dos excelentes profesores de señas, ambos sordos, en Tarija con ganas de expandir el conocimiento de su idioma. Uno trabaja en el Comité Departamental de la Persona con Discapacidad (CODEPEDIS) y la otra en ANET. ¡Que estén atentos los que quieren aprender este idioma! Por supuesto hay que aprenderlo de los usuarios originarios porque el idioma es suyo.

martes, 16 de febrero de 2010 17:45

Es hora de mirar las cosas con sentido práctico

En muchas ocaciones, el grupo Vale 4 llego a la ciudad de Yacuiba...esta es la letra de una de sus canciones que más me gusta.

El último
Vale 4
Es hora de mirar las cosas
con sentido práctico
y ya dejar de ser
en todo un indomable galáctico.

Más creo en el amor
cuando es universal y elástico
entonces hasta hay otra luna
para los románticos.

Declaro mi muñeca aquella,
empiezo por lo básico,
no quiero descubrir
que tienes corazón de plástico.

La guerra en el amor
es obra de un autor dramático,
que sirve a tantos inseguros
de manual didáctico.

No busco tu virginidad
ni ese cartel de único
ni voy a reprocharte núnca
otros amores públicos.

Si no seré el primero
no le temas al escrúpulo
que yo en tu vida amor prefiero
ser mas bien el último.

lunes, 15 de febrero de 2010 17:38

Fragmento de una Canción de Vale 4

Si no seré el primero no le temas al escrúpulo que yo en tu vida amor prefiero ser más bien el último. (De una Canción de Vale 4)

domingo, 14 de febrero de 2010 17:38

Hoy es San Valentín y lo recuerdo con una canción de Alberto Plaza

Hoy es San Valentín y lo recuerdo con una canción de Alberto Plaza

Febrero 14
De Alberto Plaza
Febrero 14 luna en el jardín
hoy sueltan sus besos los amantes
yo guardo los míos tú no estás aquí
te extraño, no soy el mismo de antes

En vez de habitar el paraíso
recuerdos es todo lo que tengo
quien sabe si aún dura el hechizo
quien sabe si tú me estás pensando

Enamorado de tus besos
enamorado de ti hasta los huesos
desesperado porque estás lejos
como las olas
como las olas
vienes y después te vas

Febrero 14 llueve soledad
con pena me miran las estrellas
yo sigo soñando que regresarás
sentado en las faldas de una de ellas

Enamorado de tus besos
enamorado de ti hasta los huesos
desesperado porque estás lejos
como las olas
como las olas
vienes y después te vas

Febrero 14, tú, San Valentín
ayúdame y dile que la quiero
encuentra una forma de traerla aquí
no ves que de amor yo ya me muero

Enamorado de tus besos
enamorado de ti hasta los huesos
desesperado porque estás lejos
como las olas
como las olas
vienes y después

Como las olas
vienes y después
te vas.

sábado, 13 de febrero de 2010 13:25

Del Autor de Rayuela...

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo. 
Julio Cortazar

viernes, 12 de febrero de 2010 10:58

Me Recordaras Fragmento del Grupo Horizontes...

Me recordaras, porque me has querido y al pasar el tiempo mi bien sentiras la angustia de este amor perdido y gentes extrañas vendran a tú vida te hablaran de amor mi bien y nuestro amor perdido y nuestro amor perdido. Me recordaras, porque me has querido y vas a llorar por el amor perdido si al pasar el tiempo un nuevo cariño tocará tú puerta pidiendote amor me recordaras porque me has querido y vas a llorar por el amor perdido...(Fragmento de una Canción de Horizontes "Me Recordaras" Letra de Jorge Poppe A)

jueves, 11 de febrero de 2010 13:26

Lo que Necesito de Ti

Lo Que Necesito de Ti
Un Poema de Mario Benedetti

No sabes cómo necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
! Ya no puedo... seguir así !
...Ya... No puedo
mi mente no quiere pensar
no puede pensar nada más que en ti.
Necesito la flor de tus manos
aquella paciencia de todos tus actos
con aquella justicia que me inspiras
para lo que siempre fue mi espina
mi fuente de vida se ha secado
con la fuerza del olvido...
me estoy quemando;
aquello que necesito ya lo he encontrado
pero aún !Te sigo extrañando!

miércoles, 10 de febrero de 2010 13:09

Idiotez sin pasado por Valentín Abecia López

Idiotez sin pasado

Cuando la peste del insomnio atacó Macondo se comprendió que lo más dramático de sus efectos “no era la imposibilidad de dormir", “sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido”, que borra de la memoria todos los recuerdos, la identidad de las personas y hasta la conciencia del propio ser, para “hundirse en una especie de idiotez sin pasado”, parecida a la estupidez.

Aureliano Buendía ideó un sistema para enfrentar esta enfermedad, que consistía en escribir el nombre de las cosas en papelitos, lo que permitía identificarlas con facilidad. Sin embargo, su padre, José Arcadio, “estudiando las infinitas posibilidades del olvido, se dio cuenta de que podía llegar un día en que se reconocieran las cosas por sus inscripciones, pero no se recordara su utilidad”, entonces decidió ser más explícito, a la vaca, por ejemplo, le puso un letrero que decía: “ésta es la vaca, hay que ordeñarla todas las mañanas para que produzca leche y a la leche hay que hervirla para mezclarla con el café y hacer café con leche”.

La solución no dio resultado y tuvo que llegar, finalmente, el inefable Melquíades, más viejo que nunca, que era alabado por ser el mágico inventor del hielo y del imán, trayendo en sus alforjas una “sustancia de color apacible” que permitió recordar todo otra vez.

Por ese mismo camino, el Gobierno del MAS ha decidido, contra la lógica de la vida y la muerte, utilizando los más rebuscados subterfugios, ocultar la historia en el arcón del olvido. De esa manera se explica que el busto del Dr. Paz Estenssoro, que hasta hace muy poco se erigía en el Congreso de la Nación, haya desaparedado por encanto.

En realidad, creo que habrá muy poca gente, incluidos propios y extraños, que no concuerde en que Víctor Paz ha sido el más lúcido gobernante y el estadista más importante que ha tenido Bolivia, desde siempre y para siempre.

Se lo ha calificado, en su primera etapa, como el organizador del Estado boliviano, con la esencia primera de la integración nacional, sin exclusiones, a través del capitalismo de Estado, la democracia y la igualdad social. Y, en su segunda, como el pragmático buscador de desarrollo a través del libre mercado, del cambio tecnológico y la globalización.

Paz fue un político polifacético, práctico y realista, intuitivo y persistente, un hombre que encarnó el nacionalismo revolucionario y la alianza de clases, dos de las raíces que cohesionaron al MNR, el partido que fue su vida, que le dieron espíritu, que delinearon una fuerza impulsora que transformó el país. Políticas que buscaban el afianzamiento del Estado Nacional, estructurando una nueva realidad, más nuestra, más inclusiva, más solidaria. Un político, siempre un político, que miraba en lontananza y tenía una visión muy clara del derrotero que seguía el mundo. Pensando en el país, pensando en su gente, pensando en el partido.

Cometió errores, cómo no, dos de ellos me vienen ahora a la memoria. El primero se produjo el 64, cuando en una decisión poco comprensible, contra viento y marea, se hizo reelegir Presidente, truncando finalmente la Revolución Nacional. Y el segundo fue el 71, cuando se unió a Falange y a Banzer para derrocar al general Torres, lo que nos valió una larga noche militar, con la reiterada exclusión del MNR.

Hoy día, la insensatez ha hecho presa a la fiera y desprolija intelligentia masista que, enterrando la historia, pretende liquidar la memoria popular y nuestra, ocultando un símbolo, ocultando un emblema, en un repugnante acto que supera la idiotez sin pasado.

Valentín Abecia López

Economista e Historiador

martes, 9 de febrero de 2010 13:15

De Cantinflas

Hay momentos en la vida que son verdaderamente momentáneos.
Una Frase de Cantinflas

lunes, 8 de febrero de 2010 4:03

El Entierro de Caín en el Paraíso (Fragmento) Novela Escrita por José Luis Claros López

El entierro de Caín en El Paraíso
Fin
Simplemente cerró sus ojos para grabar en su memoria ese momento y entonces se puede escribir que los dedos de él continuaban entrelazados suavemente con los de ella que después de muchos años experimenta la felicidad de poder sentir esa tranquilidad que recorre como una corriente ahora por todo su cuerpo, desde sus dedos entrelazados con los de él hasta llegar a su corazón provocando en ella la reacción correspondiente y entonces al abrir sus ojos ella puede ver en los ojos de él reflejada su propia felicidad y él entonces levanta sus manos acercando hasta su boca los dedos de ella que todavía están entrelazados a los suyos y que luego besa al mismo tiempo que ella comprende: este final era en realidad el inicio de una historia que todavía no fue escrita.
Muchos atardeceres antes del día de esta historia…
Aquella mañana enterraron a Caín en el Paraíso, en el mismo lugar donde según el Padre Joaquín su madre lo trajo a este mundo.
Una semana antes a las tres de la tarde en Yacuiba no se escuchaba absolutamente nada, sin embargo es importante saber que el nombre de su hermano es Caín, nieto de Gabriel que falleció a la edad de treinta y tres años y fue enterrado en algún lugar incierto del Paraíso y que nadie lo lloraría nunca a pesar de su último acto de redención por el crimen cometido.
Comenzaré a contar esta historia desde sus comienzos…Camino al Paraíso en el principio, estaban solo él y ella.

domingo, 7 de febrero de 2010 19:56

Gracias.

A los amigos que me ayudaron enviandome la canción que buscaba a mi correo les doy las gracias estan ayudando a que pueda realizar una buena causa.

sábado, 6 de febrero de 2010 19:38

Cada Cien Latidos...De una Canción de Alberto Plaza

Cada Cien latidos mí corazón se detiene y vuelve a comenzar, muero miles de veces al día porque tú no estas...(De una Canción de Alberto Plaza)

viernes, 5 de febrero de 2010 19:36

DE UNA CANCION DE ALBERTO PLAZA

Y aunque me dueles tanto no caeré al infierno no me verás morir de amor y aunque me ronde el llanto de este dolor eterno nome verás desfallecer CADA CIEN LATIDOS TE VUELVO A AMAR. (De una Canción de Alberto Plaza)

jueves, 4 de febrero de 2010 22:52

Tempestad con Silencio Por Pablo Neruda

Tempestad con Silencio
Fragmento Poema de Pablo Neruda
Todo lo arrastra el viento.
Canta y cuenta la lluvia.
Las letras de agua caen
rompiendo las vocales
contra los techos. Todo
fue crónica perdida,
sonata dispersada gota a gota:
el corazón del agua y su escritura.
Terminó la tormenta.
Pero el silencio es otro.

miércoles, 3 de febrero de 2010 22:41

Las Espigas por Pablo Neruda

II Las espigas El sin cesar ha terminado en flores,
en largo tiempo que extiende su camino
en cinta, en la novedad del aire,
y si por fin hallamos bajo el polvo
el mecanismo del próximo futuro
simplemente reconozcamos la alegría
así como se presenta! Como una espiga
más,
de tal manera que el olvido contribuya
a la claridad verdadera que sin duda no
existe.

De Pablo Neruda
Fuente: http://www.neruda.uchile.cl/obra/obradosmil1.html 

martes, 2 de febrero de 2010 1:23

Un cuento

- ¿Cuantas veces Usted empezará de nuevo con esta historia?
Caminando, él llegó a la dirección que estaba anotada en un pedazo de papel donde catorce dias antes su amigo escribio a toda prisa para poder abordar a tiempo la flota que se desplazaba lentamente en dirección a la salida de la terminal
La dirección era correcta luego que ambos se encontraron sin embargo se sucedieron varios momentos pero que no valen la pena ser contados.
- Usted es de los que sigue luchando hasta el final - Escucha él que ella le dice.
- Si asi es - respondio él
Entonces ella le preguntó cuantas veces estaba dispuesto empezar de nuevo con esta historia y él respondió: Las veces que sea necesario.

lunes, 1 de febrero de 2010 16:26

Es febrero

Es febrero...y todabia te espero y todabia te quiero...

VOS ERES EL VISITANTE

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)
Autor: José Luis Claros López

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS
El Pirata del Pilcomayo y Otros Cuentos (Tercer Libro escrito por José Luis Claros López)

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL
Versiario Invernal de un Desamor Primaveral. Cuarto Libro escrito por José Luis Claros López, antología de poesías.

Archivo del blog

SITIO WEB PUR

Powered By Blogger
Blogger Templates

YACUIBA

YACUIBA

BUSCADOR

TRADUCE ESTE BLOG

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

MI GATITO

Seguidores