miércoles, 7 de diciembre de 2011 13:49

LA COLUMNA DE JOSE: “VOLVER A UN RINCÓN DE CIELO LLAMADO YACUIBA”

LA COLUMNA DE JOSE

“VOLVER A UN RINCÓN DE CIELO LLAMADO YACUIBA”
Por José Luis Claros López

El reloj marcaba la hora cuando acostumbramos a dejarlo todo a medias, incluso apagar el celular, desconectarse del chat y almorzar sin que nadie moleste, pero sin embargo en aquel momento en la Yacuiba del calor de 40 grados a la sombra, su voz sincera, firme pero amigable me dice que ya podía comenzar la entrevista, inevitablemente lo primero fue contarle que ahora sí había cumplido con traer aquel encargo; una foto que registraba una entrevista que realizó su hijo hace un tiempo atrás. Luego a pesar de que ahora él estaba en el rol de ser el entrevistado, dueño de su voz desde la primera respuesta no podía evitar imaginar estar en una realidad distinta donde lo escuchaba desde una radio sintonizando “Las Mañanitas Chaqueñas”.

El entrevistado era Juan Carlos Castillo Vacaflor, Director de Radio Frontera y el motivo que dio el origen a esta historia era sobre su “Primer Encuentro Nacional e Internacional de Yacuibeños” que se realizará en los últimos días de diciembre de 2011, pero fue la explicación del objetivo del encuentro, lo que me hizo recordar ese verso que decía: “Hace mucho tiempo no los veo amigos del alma, hace mucho me aleje de Yacuiba con prisa y sin calma. Me fui cuando caí la tarde, con destino a otro lugar pero sigue siendo Yacuiba mi hogar”, cuantas historias no hay también como la de aquella canción del Duende que contaba como Yacuiba no le dejaba partir y que ya lejos extrañaba la plazuela, recordé también a los amigos que conocí a lo largo de los años y que un día se fueron lejos, alguna vez volvieron, otros ya nunca más lo hicieron. Pero a la hora de “Las Mañanitas Chaqueñas” transmitida por el mundo gracias a la magia de la radio y de un tiempo a esta parte también con un poco de ayuda del Internet, de seguro en el lugar donde ahora estén recuerdan que Yacuiba todavía existe y que sigue siendo un bello rincón de cielo.

Cuando la entrevista llego a su final, me despedí de Juan Carlos Castillo Vacaflor pero durante la tarde de aquel día, caminaba pensando por ejemplo en las madres y los padres que una madrugada a escondidas de los niños para que no se despertaran se fueron a lugares lejanos buscando un mejor presente para esos niños pequeños que ahora ya son grandes, sin lugar a dudas a los actores de aquellas historias que se fueron buscando progresar todavía cada noche al cerrar los ojos para dormir sienten nostalgia hasta escapárseles una lagrima porque su corazón se quedo en un lugar llamado Yacuiba, habrán visto con esperanza pasar estrellas fugaces sin pedir otra cosa más que “algún día volver” o cuantas veces ingresarían con fe a una iglesia buscando encontrar la tranquilad de poder orar para pedir por la salud de sus familias a las que ya no veían y de las que solo recibían noticias en unas cuantas palabras de un email o escuchando por teléfono sus voces lejos en la distancia, para después, con lagrimas en los ojos rogar que pase rápido el tiempo y llegue la mañana cuando al despertar en una flota vean las calles de Yacuiba. Pero mientras pensaba en estas historias, también recordé las otras, las de los que vinieron a Yacuiba dejando su corazón en otro lugar, pero que cuando se fueron pensando en nunca más volver estando lejos recordaron que había un lugar, que no era su hogar pero donde descubrieron que los atardeceres son de colores naranja y que las noches de noviembre son bellas por distintos motivos.

Quizás ahora hay quienes piensan en marcharse de Yacuiba, pero sin embargo se llevaran tantos recuerdos como de la noche que alguien les levanto en brazos o de cuando a la sombra de un lapacho tomaron un mate con pan caliente recién comprado afuera del mercado, quizás con el paso de los años verán muchas veces las estrellas pero no sentirán la misma sensación que cuando caminaron en noches de agosto bajo el cielo de Yacuiba y solo entonces recordaran esos versos que una noche sentados cerca de la plaza principal alguien les leyó:Siento nostalgia estando en las alturas, veo demasiados carteles y todos los letreros que a la vereda de la ruta dicen llegaste a otro lugar… mi corazón conversa con mi alma, como en una historia de primer amor el recuerdo del chaco me tiene agarrado.”

El Autor es Director de Contenidos de NEMBOATI.com escribe cuento, poesía y dramaturgia.

martes, 6 de diciembre de 2011 13:36

LA MADERA DEL QUEBRACHO, EL REENCUENTRO CON EL ESCENARIO

LA COLUMNA DE JOSE: LA MADERA DEL QUEBRACHO, EL REENCUENTRO CON EL ESCENARIO

La madera del quebracho, es muy resistente pero hay carpinteros que con esfuerzo llegan a fabricar con esta madera muebles que duran por años, así también por las calles de Yacuiba caminan a diario hombres y mujeres que tienen ese espíritu de resistencia a los golpes de la vida como si estuvieran hechos de madera de quebracho, este próximo 3 de diciembre a las 19:30 se realizará en los ambientes del Auditorium Presidente “Juan Evo Morales Ayma” una importante actividad cultural: El Cierre de Gestión 2011 de la Escuela y Ballet “El Quebracho”, que inicio sus actividades como un emprendimiento cultural de los Hermanos Caero y que ha logrado continuidad a pesar de muchas adversidades.
Pero hablar del Ballet y Escuela “El Quebracho”, es hablar de sueños convertidos en realidad, de sacrificios y de atreverse a no dejar de caminar. Pero también es inevitable hablar de humildad al referirnos al Ballet y Escuela “El Quebracho” como también hablar del amor por el arte y de no permitir que la identidad cultural expresada en el baile de la chacarera se distorsione. Quizás muy pocas autoridades en Yacuiba conozcan la historia del Ballet y Escuela “El Quebracho”, que en Junio pasado a logrado obtener el Primer Lugar en la Entrada Folclórica de San Pedro Apóstol. Por eso es inevitable que mencione la humildad de quienes forman parte de este Ballet y Escuela, muchas veces algunas personas cuando obtienen un reconocimiento ya están convocando a ruedas de prensa buscando una valoración positiva como resultado de la influencia de la cobertura mediática en la sociedad. Sin embargo durante los últimos años este Ballet y Escuela “El Quebracho” a obtenido bastantes reconocimientos no tantos en Yacuiba, pero si en otros escenarios, alguna vez su Director decía justificando lo que sucedía “Es que nadie es profeta en su tierra”, pero la vida tenia preparada una prueba que demostró “la dureza de la madera” del Director de la Escuela y Ballet “El Quebracho” sino también se transformó en una oportunidad para que los valores que había logrado inculcar en aquellos que fueron y eran sus alumnos mediante la enseñanza del arte del baile de la chacarera se materializaran, es justo eso lo que persigue quien dedica su juventud a enseñar: “Enseñar correctamente es crear condiciones para producir conocimiento nuevo. El que enseña aprende, y también, quien aprende enseña. Enseñar no existe sin aprender.” Este Director había enseñado a sus alumnos el amor por la chacarera y esos alumnos luego enseñarían su amor y voluntad de ayudar al prójimo a pesar de sus cortas edades.
Una noche de agosto del año 2010, Edwin James Caero Erazo defendiendo a la persona que lo acompañaba en el momento de ser asaltados recibió varios disparos, una de aquellas balas le perforó la pierna derecha un fragmento de prensa escrita de aquel tiempo decía: “Una vecina dijo: Es el colmo que en mi puerta hayan atracado a este joven que es el profesor de mi hijo…” sin embargo se sucederían luego los días y noches primero en una sala de hospital en Yacuiba, luego en Tarija y por ultimo al otro lado de la frontera. Recuerdo cuando fui a visitarlo primero en Yacuiba y después en Tarija, ambas visitas me dejaban en el corazón un profundo pesar por lo complicado de la situación: La operación para extraerle la bala significaba que quizás jamás volvería a subir a un escenario. Pero entonces sucedió, sus alumnos en Yacuiba comenzaron a movilizarse organizaron actividades solidarias en las que participaron y se ofrecieron los amigos músicos apoyando con su talentos a recaudar los fondos necesarios para la recuperación de Edwin James Caero Erazo Director del Ballet y Escuela “El Quebracho”, la solidaridad, el compromiso y el compañerismo surgieron demostrando que a la hora de aprender a bailar la chacarera también se aprenden valores para toda la vida. Luego terminaron las noches de hospital, pero el dolor se le notaba todavía en su mirada porque no podía subir a un escenario a bailar chacarera. Sin embargo ya han pasado los meses, que fueron sin lugar a dudas demasiado largos y llegaron otros tiempos, Edwin James Caero Erazo el Director del Ballet y Escuela “El Quebracho” con aquella bala todavía metida en la pierna como un recuerdo de aquella terrible noche de agosto cuando cubierto de sangre llegó hasta la avenida Libertadores para que un taxista amigo suyo lo reconociera y lo llevase al hospital; ahora se prepara para reencontrarse con el escenario y bailar junto con sus estudiantes en el acto de clausura de gestión de la Escuela y Ballet “El Quebracho”. Alguna vez leí estas palabras: “El dolor es temporal. Puede durar un minuto, una hora, un día o un año, pero finalmente terminará y otra cosa tomará su lugar. Si me doy por vencido, el dolor durará para siempre” esas palabras fueron escritas por Lance Armstrong, que ganó 7 veces el Tour de Francia luego de haber estado desahuciado por los médicos debido a un cáncer terminal. Sin lugar a dudas la mejor enseñanza que los niños que aprendieron a bailar Chacarera en el Ballet y Escuela “El Quebracho” guardaran en la caja fuerte de su memoria es que jamás deben dejarse vencer ni derrotar por las cosas malas que a veces suceden en la vida y que no existe un sueño que no pueda hacerse realidad.
Por José Luis Claros López, Director de Contenidos de NEMBOATI.com escribe cuento, poesía y dramaturgia.

lunes, 5 de diciembre de 2011 13:37

La Columna de Jose: Nadie es forastero en su tierra

La Columna de Jose: Nadie es forastero en su tierra
Por José Luis Claros López


El micro de la línea 2 va ingresando a Barrio Nuevo con su lento y agitado movimiento, atrás quedaron las imágenes de los otros barrios de la ciudad, en el camino hasta este lugar fue inevitable recordar aquellos otros tiempos cuando muchas de las zonas que fui recorriendo transportado en aquel micro eran terrenos abandonados llenos de maleza. Muchas cosas fueron cambiando en Yacuiba es cierto, pero hay algo interesante con respecto a todo esto, hay cosas que no cambiaron por ejemplo los rostros que con el paso del tiempo se quedaron en este lugar.
Después que se institucionalizara la utilización del Escudo, la Bandera y el Himno del Chaco como símbolos que unieran con el paso del tiempo a todos quienes habitaban este rincón de cielo, tengo un mal recuerdo de aquellos años de mediados de los noventa cuando comenzaron a surgir pintadas en las paredes con mensajes llenos de odio dirigidos a quienes llegaron de lejanos lugares para intentar apostar por un nuevo comienzo en nuestra Yacuiba. Recuerdo como las paredes pintadas con consignas realizadas con aerosol negro bajo el amparo de la noche no respetaron las paredes de los colegios. Años después un 9 de noviembre de 2001 en Pananty el sonido del silencio y la paz del monte chaqueño se interrumpía bruscamente por los ruidos de la furia, ese mismo día llegue a la casa de un amigo en Barrio Nuevo, recuerdo la conversación de sus padres con respecto a lo sucedido en Pananty, recuerdo que me miraban como un extraño que no debería estar en ese humilde hogar de paredes sin revocar y techo que dejaba ver las viejas calaminas, recuerdo que comenzaron a conversar su Padre en quechua y su madre en Aymara ambos entendían su conversación, pero era yo quien no podía entenderles y también el motivo por el cual ambos dialogaban de aquella manera, imagine que hablaban de que a todos ellos se les consideraba forasteros que no deberían estar aquí, sin embargo su hijo quien era un compañero del colegio desde unos años atrás decía en su cedula de identidad que había nacido en Yacuiba. Hoy pasaron 10 años de aquel tiempo, cuando muchos decían que aquellos forasteros se marcharían como gitanos el día que no exista el comercio, una ironía de la vida quiso que aquel momento llegase semanas después de aquel 9 de noviembre de 2001, cuando la Crisis Económica de la Argentina llego hasta nuestra frontera. Existían en aquellos años muchas cosas que no entendía, sin embargo había otras que si comprendía como por ejemplo que para mi no era un forastero aquel compañero con el cual conversaba en colegio y de quien sabia; que por las mañanas trabajaba como bagallero, muchas veces llegó cansado a pasar sus clases, muchas veces se quedaba dormido durante la ausencia del profesor. Pero era difícil entender en aquel momento que su sacrificada vida era para poder continuar estudiando. Se cumplirá pronto diez años del diciembre de aquella crisis que golpeo fuerte a la economía local, pero cuando sucedieron todos esos acontecimientos, muchas de aquellas familias que habían llegado del norte de Potosí, de Muyupampa en Chuquisaca, del Valle de Cochabamba, de Villa Pabon en La Paz, de Oruro, del Plan 3000 de Santa Cruz, desde SENAC en Tarija en fin de tantos lugares se terminaron quedando en esta ciudad, porque habían descubierto que ya su lugar no estaba en otra parte y que ya este era su hogar, pasaron los años ahora sus hijos nacidos en Yacuiba ya tienen a su vez sus pequeños hijos que con el tiempo bailaran también la chacarera, que tocarán en las noches de luna de agosto el violín y que cuando se marchen lejos y les pregunten de donde son dirán con orgullo ser del Chaco, como no comprender ahora que la memoria no debe ser olvidada, como no comprender ahora que al final no todos son forasteros que no todos están de paso y que muchos que se fueron terminan deseando volver sin necesidad de primero escuchar esos versos que decían “Quiero ir al chaco pero no se como llegare… como llegare”.
Muchas veces escuche aquella frase: “Nadie es profeta en su tierra”, quizás tengan razón pero también es cierto que ahora hablar de Yacuiba sin entender que hoy Yacuiba es el conjunto de muchas identidades de distintos lugares, es como no entender que Yacuiba en sus tiempos fundacionales igual fue un conjunto de identidades llegadas también de distintos lugares. Sin lugar a dudas el comprender y aceptar esta cuestión nos permitirá crecer como un solo pueblo. Porque nunca debemos olvidar que no pueden ser forasteros quienes trabajan, sufren, ríen, lloran y se enamoran bajo nuestro cielo y que respetan nuestra tierra porque la consideran su hogar.

domingo, 4 de diciembre de 2011 13:50

Ayer te ví

‎"...Ayer te ví... la noche parecía deshacerse en tu mirada... Ni tu boca ni mi boca se nombraron al pasar tanta pena y tanto olvido no tienen nada que hablar..." Anoche lo comprendí... que quizás nunca me vas a creer, pero como me gustaría que no fuera así para siempre... Que alguna vez pueda confesarte que hubiera sido el hombre más feliz del mundo si me habrías permitido a pesar de todas mis torpezas y de tantas palabaras, descubrir la manera de conquistar un rincón de tú corazón para recordarte cada día de mi vida que tus ojos del color de la noche son tan bellos que me pierdo en ellos... pero la realidad es que ahora ya ni siquiera puedo escuchar tu voz diciendo mi nombre.

13:39

LA COLUMNA DE JOSE: SOBRE EL PORTAVOZ, EL CEPILLO DE DIENTES Y EL IV FESTIVAL INTERCOLEGIAL DE TEATRO

LA COLUMNA DE JOSE: SOBRE EL PORTAVOZ, EL CEPILLO DE DIENTES Y EL IV FESTIVAL INTERCOLEGIAL DE TEATRO
Por José Luis Claros López
“El Portavoz” es una obra interesante de Roberto Barbery Suárez que obtuvo el Primer Premio Casa de Cultura de Santa Cruz, en 1988 y sin lugar a dudas fue aquel mundo imaginario que se construyo sobre las tablas del escenario que hizo alcanzar ese reconocimiento a esta historia que ponía en evidencia la lacerante tragedia humana del auge del narcotráfico, dramatizando la soledad, la esquizofrenia y la desintegración de la familia. La particularidad de esta obra teatral es que marca un viraje notorio del género costumbrista del teatro boliviano hacia lo que podría ser un teatro más urbano, donde se trata obviamente de jugar con el lenguaje local pero con problemas que atingen ya a la ciudad que está surgiendo. La puesta en escena que dio inicio al IV Festival Intercolegial de Teatro fue realizada por el elenco teatral Campo Grande B con una actuación proveniente de aquel ambiente formativo que tiene una larga tradición en festivales y certámenes de teatro y literatura como son los colegios del área dispersa del municipio de Yacuiba, donde desde hace muchos años se desarrollan de forma continua y sin interrupción los Encuentros Literarios.
“El Cepillo de dientes” de Jorge Díaz bajo la dirección de Héctor Bautista fue la obra seleccionada para concluir el IV Festival Intercolegial de Teatro con una actuación que bien merece ser considerada como sobresaliente por el desempeño de los actores Marcos Exeni y Rosario Rojas, ahora bien hablar de las técnicas del Teatro del Absurdo es hablar del juego del lenguaje buscando la liberación del subconsciente y eso sucedió con la obra “El Cepillo de Dientes” donde predominan los sucesos verbales, ya que el tema central de la obra es la incomunicación de un matrimonio de tal suerte que toda la obra es un “dime y te diré” entre los dos personajes, en una suerte de principio de progresión, ya que en la obra cada vez va aumentando el grado del conflicto, en las discusiones que los dos personajes establecían, hasta llegar a un máximo grado de suceso y esta situación concluyo con la intensidad dramática superior de las escenas finales de la obra “El Cepillo de Dientes” interpretada por el Grupo Teatral “Busch” y dirigida por Héctor Bautista S. quienes llevaron a buen fin en un plano de rigurosa exigencia una puesta en escena de buena calidad.
El IV Festival Intercolegial de Teatro concluye en esta versión 2011 destacándose el comité organizador de este Festival por su puntualidad a la hora de dar inicio a cada obra, pero es importante mencionar también el buen desempeño y responsabilidad de todo el personal que realizo la importante tarea del maquillaje, los teloneros, los responsables de vestuario, de sonido, de diseño artístico de escenografía y de vestuario. A su vez al comienzo de las noches de teatro que siguieron a la inauguración del certamen el 18 de octubre pasado, se dio un breve incidente: La suspensión de una de las presentaciones por la ausencia de publico, lo cual deja de manifiesto que todavía nuestra gente en Yacuiba no considera el Teatro en su real dimensión motivo por el cual los que no se animaron asistir a la noche de inauguración se perdieron la segunda puesta en escena de “El Portavoz” interpretado por el colegio Campo Grande B. Sin embargo también es bueno señalar que ya en el resto de las presentaciones el público sí acompaño las mismas, aunque la mayoría de los asistentes eran estudiantes del colegio pero es bueno comprender que por lo menos los mismos estudiantes aprecian, respetan y valoran lo que sus compañeros hacen sobre las tablas de un escenario. Porque cada elenco teatral dio su mayor esfuerzo, si bien existieron los actores que quizás subieron al escenario pensando simplemente cumplir con la obligación de actuar, también existieron otros que supieron encantar al publico haciendo real la magia del teatro, a su vez cada Director también busco que sus elencos alcancen el máximo de los desempeños posibles de forma tal existieron quienes se arriesgaron demasiado y quienes no se arriesgaron nada. Queda en evidencia que alcanzar el aplauso del público, depende del guión seleccionado, pero también de cómo se lo adapte y sea puesto en escena, al final como escribió Arthur Miller “El Teatro no puede desaparecer, porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a si misma”.

sábado, 3 de diciembre de 2011 13:38

LA COLUMNA DE JOSE: UNA JARRA DE LIMONADA Y EL SILBACO

LA COLUMNA DE JOSE: UNA JARRA DE LIMONADA Y EL SILBACO
Por José Luis Claros López

Con paciencia esperaba la llegada de los chicos del Free Art`s mientras el calor de las cinco de la tarde provocaba que solo pudiera pensar en añorar la lluvia. Los esperaba en el segundo piso de uno de los restaurantes de la esquina de la Plaza 12 de Agosto y de rato en rato para distraerme miraba las figuras que adornan la Plaza Principal realizadas utilizando simples elementos de la naturaleza o de la identidad cultural de nuestro Chaco obras de arte producto del esfuerzo de los trabajadores de Áreas Verdes del Municipio y dirigí la mirada hasta donde antes estaba la Glorieta lugar donde una tarde de abril a mediados de los noventa busque refugiarme de la lluvia y mientras esperaba que escampe del interior de mi mochila saque aquel libro de Rene Aguilera Fierro llamado “Leyendas, Cuentos y Tradiciones” editado por la Corporación Cultural de Publicaciones ENER´S para continuar con la lectura de una de las obras más conocidas de este autor y que compre al mismísimo Rene Aguilera Fierro quien había entrado una tarde a mi curso para ofrecerlo a quienes estuvieran interesados en comprarlo.
Sin embargo regrese de aquel instante de nostalgia y al calor del presente al mirar mi reloj pues me olvidaba que en Yacuiba rige la hora boliviana así que como quizás los del Free Art´s no esperaban que sea puntual llegarían quince minutos tarde, como demoraban baje a comprar el periódico, es entonces que me llamaron para preguntar donde estaba y les dije que atrás de ellos. Era la primera vez que los veía y después de saludarles ya les estaba confesando que no había visto su película “La Leyenda del Silbaco”, pero que lo que me interesaba sin embargo era conocer la historia de como la hicieron posible.
Todo comienza en algún lugar y momento, del elenco de Free Art´s fueron las clases de Teatro en el CERPE, obviamente diez años antes a comienzos del siglo 21 era todavía inimaginable que algún día se formalice una Escuela de Teatro en Yacuiba, hablar de cultura era por aquellos años hablar de pobres presupuestos y poco incentivo a la creatividad; de aquel tiempo al tiempo de ahora algo debe haber cambiado porque de no ser así no habría estado conversando a las cinco de la tarde de un sábado de noviembre sobre una película llamada “La Leyenda del Silbaco” basada en una de las Leyendas escritas por Rene Aguilera Fierro y realizada por un grupo de Jóvenes de Yacuiba y de Salvador Mazza, el calor era insoportable pero por otro lado pensé que hay Yacuibeños en otros lugares lejanos que a esa misma hora deseaban estar en Yacuiba sufriendo ese mismo calor que les traía a la memoria los más bellos recuerdos de tardes interminables de tertulia y aventuras con los amigos, de tal forma estaba en la mesa rodeado por Silvana Villagran, David Cuellar, Janeth Valda y Edwin Álvarez, la conversación giro en torno al guión basado en la leyenda del Silbaco pero también y sobre todo fue sobre los sueños, las ilusiones, el sacrificio, el esfuerzo, la constancia y el amor por el arte que no tiene fronteras. Silvana dirigía la narración que luego complementaban sus compañeros, de las anécdotas de cómo fueron por ejemplo expulsados una vez de la plaza de Camiri por la misma autoridad que los invito porque esperaba un cuerpo de baile y no un elenco de teatro y de cómo al finalizar su ciclo de tres años en la escuela de Teatro del CERPE decidieron vivir una inolvidable aventura, conocieron nuestra bella y antigua Caiza su simple pero a la vez hermosa iglesia que al verla por primera vez nos transporta en el tiempo a esos años del 1900 cuando todavía recorrían los caminos del chaco forajidos, un tiempo cuando los hombres como las mujeres sabían como usar una pistola, mientras en el monte vivían los duendes y el Silbaco en perfecta paz y armonía. Un tiempo de hombres y mujeres valientes que llegaron desde lejanos lugares incluso cruzaron el mar océano para descubrir un lugar llamado Yacuiba el lugar donde comenzarían las historias que todavía no estaban escritas.
Existen sueños pequeños, que con el paso de los días se transforman en sueños más grandes eso sucedió con los del Free Art´s, la jarra de limonada fría era lo ideal para compartir en aquel momento, las palabras, recuerdos, anécdotas y peripecias de aquel grupo de jóvenes. Que se animaron a filmar incluso en Sector 5 un barrio marginal de Salvador Mazza ya imagino la cara de asombro de los vecinos de aquel lugar al ver que se filmaba en sus calles de tierra una película, también imagino la cara de alegría del señor Ernesto Rivas al finalizar la filmación ya que su sueño me confiesan los chicos del Free Art`s era filmar una película, la entrevista se acabo pero mientras apagaba la grabadora estaba convencido que había valido la pena esperar los quince minutos de espera. Después de despedirme observo como se alejaban llevando consigo un mundo nuevo que acababa de nacer, lastima que ya no existe aquel inolvidable “Cine Yacuiba” hubiera sido el lugar ideal para que un sueño como este se hiciera realidad, entonces recordé aquella película “Cinema Paradiso” en el momento cuando Alfredo le decía a Salvatore que “ahora el cine es sólo un sueño” sin embargo que bueno que a pesar de todo en el mundo hay quienes tienen sueños y no dejan de luchar hasta hacerlos realidad.

viernes, 2 de diciembre de 2011 13:41

LA COLUMNA DE JOSE: EL PRINCIPITO CHAQUEÑO

LA COLUMNA DE JOSE: EL PRINCIPITO CHAQUEÑO
Por José Luis Claros López (1)


Lo malo de la puesta en escena de “El Principito Chaqueño” dirigida por Moisés Delgado e interpretada por el Grupo Teatral Estenssorista, es el despropósito de la inclusión dentro del guión adaptado de “los dos jóvenes borrachos” que realizan sobre las tablas del escenario una escena grotesca que no tenia sentido ni relación con el resto de la obra ni con el mensaje que encierra la bella historia de “El Principito” escrita por Antoine de Saint-Exupéry, porque algunas veces al teatro no se va para escuchar a los actores decir groserías y utilizando un lenguaje vulgar que no era necesario para la caracterización de la obra y eso fue lo que sucedió en algunos momentos de la puesta en escena de “El Principito Chaqueño” en este caso por lo menos no debió ser así por la cuestión que la historia en que se baso “El Principito Chaqueño” no es cualquier historia, “El Principito” es una historia llena de sentimientos y de la nostalgia de los valores perdidos, ese mensaje al final no fue transmitido por esta adaptación. Por lo cual merece una profunda reflexión lo siguiente: “Existen casos en donde se puede y debe adaptar para que sea más fácil de llegar al publico un obra seleccionada para su puesta en escena, pero no distorsionar una historia en la que se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.“
Lo bueno de la puesta en escena del “Principito Chaqueño” es la utilización de una metáfora donde la rosa de la historia original es representada por una mujer con los encantos de la mujer del chaco y el Principito a su vez es un joven chaqueño interpretado por el actor Alex Bejarano Barrero, como también fue interesante que a manera de proemio se inicio la obra con las notas de una guitarra, es importante recordar que “El Principito” nos demuestra variadas escenas de la vida real y subjetiva ya que se trata de una obra que conjuga la imaginación y la realidad escrita en un lenguaje muy adecuado, entendible y fácil de interpretar, pero también es bueno aclarar que la versión puesta en escena por el Grupo Teatral Estenssorista corresponde a una adaptación de una creación colectiva del Teatro “Ojo Morado” basada en la obra de Antoine de Saint-Exupéry. Es destacable también la actuación del narrador, interpretado por el actor Hugo Montenegro Sosa, por su esfuerzo en representar al adulto que aun recuerda sus días de niñez, cuando no comprendían que su dibujo no era un sombrero sino una boa que se había comido un elefante. De está manera el público puede darse cuenta de lo importante que es no olvidar ser niño, ya que solo siendo niño se pueden ver ciertas cosas que lo adultos ya no aprecian. El jardín de rosas formado por las mujeres que bailan alrededor del Principito al ritmo de la chacarera, buscaba que se comprenda que aunque todas las personas somos iguales, en un montón de gente siempre sobresalen aquellas que son importantes para uno. Es decir que las personas dejan de ser iguales unas a otras en el momento que alguien es significativo, como sucede con la rosa que vive en el planeta del principito, porque el principito tiene unos sentimientos hacia ella.
Puedo escribir ahora, que los integrantes del Grupo Teatral Estenssorista que pusieron en escena esta obra llamada “El Principito Chaqueño” aprendieron bien el libreto; pero les falto un adecuado dominio de su voz en el escenario, los actores al no adecuar su voz terminaron sobreactuando, utilizar sobre un escenario el volumen adecuado consigue lograr que un mensaje llegue al público. El volumen alto de voz puede indicar seguridad y dominio. Pero no así gritar, la mayoría de los actores que participaron de esta puesta en escena en lugar de dialogar lo que hacían era gritar, lamentablemente por momentos durante la puesta en escena parecía que no sentían las cosas que decían de forma tal que olvidaron lo esencial e importante que es al momento de interpretar a un personaje el sentir lo que el personaje esta diciendo, porque sino al final sucede lo que sucedió con esta puesta en escena donde debido a la interpretación de los actores al final no se le da el verdadero sentido de la historia. Sólo se quedo con lo superficial, con las apariencias. A su vez al momento de preparar la escenografía olvidaron representar adecuadamente al desierto que es el lugar donde se desarrolla la historia, porque sin lugar a dudas la representación imaginaria de los escenarios es importante para encontrarle sentido a ese mundo de la historia de “El Principito” un mundo donde al final él comprende que “sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.”
Email.: jlcarpediem@hotmail.es
Web.: http://www.jlcl.nemboati.com

(1) El autor es Director de Contenidos de NEMBOATI.com escribe cuento, poesía y dramaturgia.

jueves, 1 de diciembre de 2011 13:45

LA COLUMNA DE JOSE: EL PARTIDO DE LA CONTRAPARTIDA

LA COLUMNA DE JOSE
Por José Luis Claros López (1)

EL PARTIDO DE LA CONTRAPARTIDA

“El Partido de la Contrapartida” es una típica comedia boliviana con muchas confusiones y enredos escrita por el celebre Raúl Salmón cuyas obras de teatro marcan una primer etapa de la historia de la dramaturgia boliviana, “Si se representan mis comedias… se verá que ninguno de los temas ha perdido vigencia” dijo alguna vez Raúl Salmón en una entrevista publicada en la revista “Visión de Bolivia” esto queda de manifiesto al analizar los temas que aborda esta comedia.

Los estudiantes que integran el Grupo Teatral “Colegio Yacuiba” personificaron y desarrollaron este guión bajo la Dirección de Miriam Choque M. con una puesta en escena destacable, una escenografía fue bien montada con detalles que son propios de una tienda de abarrotes y que durante toda la obra consiguieron con sus diálogos provocar en el público la risa.

La risa, siempre reduce el estrés y es un buen remedio para evitar la depresión como también permite que mantengas vivo tu “yo” niño, la risa como una reacción es lo que siempre se pretende lograr al montar una comedia, el provocar que un público callado y distraído al momento de la apertura inicial del telón conforme se sucedan los diálogos e intervenciones de los actores en la obra comience a nacer en algún lugar de su interior esa sensación que se materializa en una sonrisa completa y el sonido de una carcajada acompañada de los aplausos esperados. Hay quien no acostumbra a reír con frecuencia pero al ver las ocurrencias en el escenario de un “Rigucho” interpretado por el actor Limbert Ojeda no puede dejar de reír.

Esta comedia es en realidad una historia simple que gira en torno a Rigucho, el empleado de una tienda, quien es acusado del robo de una remesa en medio de una serie de complicaciones y cómicos malos entendidos. Al final de la historia, Rigucho es liberado, se reconoce su inocencia y encuentra su amor que es “Sebastita”, una cholita que siempre compraba de las tienda interpretado por la actriz Ilsen Velásquez. Además es inevitable al presenciar la puesta en escena de “El Partido de la Contrapartida” el no dejar de reír con las complicaciones entre los compadres “Zacarías” interpretado por el actor Paul Barriga y “Aurelio” interpretado de forma destacable por el actor Ronald Cazasola.

Todas los entendidos del teatro nacional escriben ahora que asistimos de un tiempo a esta parte a una suerte de debacle del arte teatral en Bolivia, el presente se caracteriza por la utilización de los teatros para otro tipo de actividades, quizás a nivel nacional la Compañía Teatral “Los Andes” y la Escuela Nacional de Teatro sean de los pocos referentes destacables y que continúan luchando por dejar en alto esta expresión artística, por eso sin lugar a dudas presenciar las obras de teatro de Raúl Salmón es como un boleto a la nostalgia un retorno a esos años maravillosos de tardes de colegio donde las clases de literatura nos salvaban de la monotonía, es recordar los momentos de aprendizaje en el aula cuando se decidía la utilización de libretos de Raúl Salmón como “Joven rica y plebeya” o de “mi compadre el ministro” para las horas cívicas, pasan los años y los guiones de este escritor boliviano siguen provocando la risa o el llanto del público, pero conseguir esta reacción también pasa por el esfuerzo que le pongan a la hora de subir al escenario los integrantes de cualquier elenco y esto es evidente con la interpretación de esta comedia por parte del Grupo Teatral “Colegio Yacuiba” que consigue primero la necesaria atención del público y después la risa que produce el buen humor como resultado de ver los malos entendidos entre los personajes de “El Partido de la Contrapartida”.

El presenciar la puesta en escena de la comedia “El partido de la contrapartida” escrita por Raúl Salmón, bajo la Dirección de Miriam Choque M. y la destacable interpretación del Grupo Teatral “Colegio Yacuiba” significa que con el paso de los años a las nuevas generaciones de actores seguirá llegando a su memoria un desfile de personajes de ese mundo que Raúl Salmón supo llevar al escenario con su lenguaje peculiar ya que este escritor paceño a entrado en el corazón de los bolivianos y el Grupo Teatral “Colegio Yacuiba” con su puesta en escena consiguió demostrar sobre las tablas de un escenario que cuando tanto el Director, como el elenco teatral y todos los que están atrás del escenario consiguen trabajar en equipo un largo y sostenido aplauso por parte del público como premio al esfuerzo puede ser alcanzable.

VOS ERES EL VISITANTE

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)
Autor: José Luis Claros López

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL
Versiario Invernal de un Desamor Primaveral. Cuarto Libro escrito por José Luis Claros López, antología de poesías.

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS
El Pirata del Pilcomayo y Otros Cuentos (Tercer Libro escrito por José Luis Claros López)

Apuntes Historia de Yacuiba (Hasta 1910)

Apuntes Historia de Yacuiba (Hasta 1910)
Autor: Tec. José Luis Claros López

Archivo del blog

SITIO WEB PUR

Powered By Blogger
Blogger Templates

YACUIBA

YACUIBA

BUSCADOR

TRADUCE ESTE BLOG

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

MI GATITO

Seguidores