domingo, 19 de febrero de 2017 20:15

La Columna de Jose: TARIJA, EL GRAN MARISCAL DE AYACUCHO Y EL CHACO TARIJEÑO EN EL AÑO DE 1827 por José Luis Claros López

La Columna de Jose (*)
TARIJA, EL GRAN MARISCAL DE AYACUCHO Y EL CHACO TARIJEÑO EN EL AÑO DE 1827

Para el Presupuesto General de Bolivia de 1827 (aprobado por la Ley de 2 de enero de 1827) la provincia de Tarija, solo tiene de entradas siete mil pesos, y consume más del doble. La villa de Tarija se erige en ciudad, por Ley de 3 de enero de 1827 durante la Administración del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José Francisco de Sucre y Alcalá, Segundo Presidente de la Nación Boliviana durante los años de su gobierno la llamada “Cuestión de Tarija” fue según el Mariscal de Ayacucho resuelta mediante la promulgación de la Ley de 30 de Octubre de 1826 la cual en su Art. 2º establece lo siguiente: “…En virtud de las reiteradas solicitudes de Tarija, y de su libre y espontánea resolución por reincorporarse á Bolivia, se admitirán en el Congreso Constituyente, sus diputados que se hallan en esta capital…” posteriormente quedará establecida la dependencia eclesiástica del territorio Tarijeño mediante la Ley del 22 de Noviembre de 1826 en su Art. 1º “…Queda reincorporada la provincia de Tarija al arzobispado de Charcas…” y su dependencia para temas legales con la Corte de Distrito de Chuquisaca (Art. 95 de la Ley de 8 de enero de 1827) señalando además que la masa decimal de sus impuestos deberán destinarse a la construcción de infraestructuras educativas.

Para esos años de comienzos de la historia republicana de Bolivia, el Chaco Tarijeño era una región lejana, aunque ya para esos años había comenzado la distribución de la tierra de aquellos parajes conocidos como los territorios de la Frontera, el testimonio de tal situación es relatado por Burdett O'Connor en sus memorias: “…En el año de 1827 se empezaron á vender muchos terrenos, pagando el valor de algunos de ellos en vales y billetes del Crédito Público…” (Burdett O'Connor, 1915, p. 253); también en el Gobierno del Mariscal Sucre, se realizan tareas de reconocimiento y administrativas en el Chaco Tarijeño: “…En el mes de Mayo de 1827 me dirigí por primera vez á la frontera por orden del presidente á arreglar las milicias de los cuatro cantones que había allí: el de San Luis, Salinas, ítau y Zapatera y el de Caraparí. Todos estos cuerpos de milicias, como se llamaban entonces, eran de á caballo. Antes de salir de Tarija, averigüé que uno del Cabildo se llamaba Comandante General de la Frontera, que gozaba un sueldo anual de quinientos pesos, pero que jamás se iba á la frontera. Le pasé una orden de acompañarme en mi visita… De San Luis pasé á la misión de Salinas, segundo cantón. Aquí encontramos al comandante principal de la frontera, con el sueldo de doscientos cuarenta pesos, pariente del comandante general y que había estado enfermo de terciana… y después de arreglar el escuadrón de ese cantón, seguí con el comandante general para Itau, por la quebrada larga de las Cañas, con ciento diez vados y tres saltos muy feos, y llegamos al hermoso campo de Nuhuaso (en territorios del Actual Municipio de Carapari), y de allí á Itau, adonde nos esperaba el escuadrón formado y el padre Conversar de esta misión á la cabeza de todos sus neófitos. Arreglé el escuadrón de Itau y Zapatera y seguí á Caraparí, adonde me esperaba el cuarto y el último escuadrón, el mejor de todos, montado en buenos caballos. De todos estos escuadrones resultaron, por el estado que formé de ellos, más de mil doscientos hombres útiles… De Tarija remití al presidente el estado de fuerzas de los cuatro escuadrones, las listas nominales de todos ellos y las propuestas para nombramientos de jefes y oficiales…” (Burdett O'Connor, 1915, p. 254:255). La razón que justificaba el interés por poseer la tierra de un lugar tan distante, pasaba por las características prodigiosas de la geografía de la región: “…Durante mi visita á la frontera me agradó mucho la naturaleza de ese país, con muchos bosques, campos verdes y ripos hermosos corriendo por en medio de ellos. Particularmente me gustó el campo elevado de Nuhuaso, rodeado por todos lados de arboleda alta. No había visto país semejante, desde los confínes de Panamá hacia el Norte, hasta el río de Suipacha, y me entró la idea de avecindarme en la frontera, aunque toda ella tenía indios salvajes y feroces al frente, Tobas, Chiriguanos, Chaneses, Matacos y otras muchas naciones. A mi regreso á Tarija pregunté al gobernador Trigo de quiénes eran esos terrenos de la frontera; me contestó que todos eran baldíos y pertenecientes á la Nación; que los terrenos de Nuhuaso en que me interesaba más, habían sido de una misión, pero extinguida ya y entregada al ordinario, por falta de misioneros conversores. Me dijo en seguida el gobernador, que si quería hacerme dueño de alguna parte de esos terrenos no tenía más que hacer que pedir una merced al presidente de los lugares que quería en propiedad y que á vuelta de correo sería el dueño y propietario de ellos. Así hice. Pedí la merced al general Sucre, haciendo en mi solicitud mención de las denominaciones de todos los diferentes trechos de terrenos en la frontera, cuyos nombres había adquirido de los vecinos en mi visita, á fin de tener de qué escoger. Mi solicitud fué decretada en La Paz, cuando el Gran Mariscal estuvo allí, de paso para el Desaguadero, á tener una entrevista con el general Gamarra. Todo fué acordado como yo pedía, y llegó la solicitud á Tarija por correo…” (Burdett O'Connor, 1915, p. 257)

Sin embargo, podemos concluir que a pesar de la existencia de una presencia militar en la zona, eso no significaba que los peligros para los civiles en estos parajes fuese menor: “…No estuve muchos días viviendo en el campo de Nuhuaso, cuando tuve una visita del cura acompañado del comandante José Manuel Sánchez, del escuadrón de Itau, y de don José Manuel Valdivieso, vecino de Caraparí, que se llamaba pariente de la madre de mi mujer; todos con objeto de persuadirme á que fuese á Itau, cuyo fuerte tenía habitaciones que ofrecían un poco más de comodidad que la casita en que vivía en el campo, y diciéndome que estaba allí muy expuesto á una sorpresa de los indios bárbaros de las inmediaciones… En Itau me ocupaba, con el Comandante General y con don José Antonio Valdivieso, que era capitán de la primera compañía del Escuadrón de Caraparí, en paseos de reconocimiento de una situación cómoda para hacer construir una casa donde vivir. Hallamos una al pie del alto de Santa Rosará unas cuatro leguas río abajo de Itau, camino llano…” (Burdett O'Connor, 1915, p. 260).

Antonio José Francisco de Sucre y Alcalá, Segundo Presidente de Bolivia, había nacido en Cumaná (Venezuela); el 3 de febrero de 1795 a pesar de la distante lejanía de los territorios conocidos como “la frontera” que comprende la región del actual Chaco Tarijeño y del estado del Gobierno para 1827 que atravesaba por una difícil situación financiera, emite las ordenes correspondientes para que se pueda verificar el estado de la zona, como también la situación de los destacamentos de soldados en estos parajes situados en los límites de la nación boliviana. Incrementando la población no indígena de la región al distribuir la tierra del Chaco mediante la venta de terrenos.

(*) El Autor, José Luis Claros López, es Comunicador Social y Escritor.

Bibliografía.

Burdett O'Connor, Francisco. Independencia Americana Recuerdos de Francisco Burdett O'Connor Coronel del ejército libertador de Colombia y General de División de los del Perú y Bolivia. Editorial América, en Madrid España. 1915

domingo, 12 de febrero de 2017 9:50

La Columna de Jose: EL FUTURO DE YACUIBA por José Luis Claros López

La Columna de Jose (*)
EL FUTURO DE YACUIBA

A las 10 de la noche del segundo sábado de febrero del 2017, mientras algunas de las céntricas calles de Yacuiba se convertían en arroyos y ríos, situación incómoda que sucede siempre que llueve por la falta de una red de alcantarillado pluvial, absorto en mis pensamientos y protegido por la comodidad del techo de un restaurante veía la lluvia caer, entonces se acercó también hasta ese lugar un niño de unos 8 años que acostumbra vender de día y de noche al menudeo por la Plaza Principal de Yacuiba, de todo, desde un llavero hasta un libro para colorear, de seguro llevaba varias horas ofertando sus productos caminando con los pies mojados y todo empapado, después de comprarle un librito con letras del alfabeto, el niño se sentó en una silla y después de contar sus ventas del día se quedó mirando por un breve momento una televisión en el interior del local que transmitía unas caricaturas; según los resultados del Censo de 2012 en Yacuiba existían aquel año la cantidad de 11.869 niños de 0 a 5 años, uno de aquellos niños era este niño que ahora ya con sus 8 años en lugar de asistir a un colegio sale a ganarse honradamente su pan de cada día, la primera vez que lo vi fue hace 3 años atrás un medio día de sol él me detuvo el paso mientras cruzaba la Plaza 12 de Agosto y prácticamente me convenció de comprarle una lapicera, aquel medio día le pregunte por curiosidad sí él ya estaba en algún Colegio, creo que me mintió porque me dijo que estudiaba por las noches, luego en muchas otras ocasiones en días hábiles de semana lo encontré hasta casi cerca de la media noche vendiendo sus productos, algunas veces enfrentando la burla de personas que como él decía “me hacen perder el tiempo porque no compran nada”, ese niño engrosa ese 45% de la población Yacuibeña que tiene por categoría ocupacional el ser “Trabajador por cuenta propia”. Tal parece que durante todos esos años de abundancia de recursos provenientes de las regalías, no se solucionaron los problemas de generación de empleo de calidad para los ciudadanos de Yacuiba y se gastaron muchos recursos en estúpidas competencias de Ego entre las Autoridades Políticas; para tratar de demostrar quien organiza la mejor fiesta, pero cuando la fiesta se acaba sólo queda la resaca, sembramos lo que cosechamos y tal parece que durante los últimos 20 años, parte de la cosecha no salió como se la esperaba. Será que cuando pasen los años, en Yacuiba, niños como aquel pequeño que no puede ir a la escuela por tener la necesidad de trabajar todo el día colaborando con la economía de su familia, tendrán la oportunidad de ir a la escuela, luego ir a la universidad y al final ejercer su profesión en beneficio de su región sin tener que terminar trabajando por necesidad en cualquier cosa y acabar tirando su título universitario a la basura, las autoridades de Yacuiba deberían tener la visión de priorizar sus recursos para generar condiciones en las cuales nuestros niños tengan la oportunidad de formarse como un recurso humano dispuesto a transformar su realidad, generando así justicia social. Nuestros niños son nuestro futuro, pero también son nuestro presente y qué futuro tiene nuestra querida Yacuiba si nuestros niños hoy dedican más de 15 horas del día para trabajar en las calles en lugar de disfrutar de su infancia, sin poder acceder al sistema educativo.


(*) El autor es José Luis Claros López, Comunicador Social y Escritor.

lunes, 6 de febrero de 2017 15:14

La Columna de Jose: ERRORES QUE SON HORRORES por José Luis Claros López

La Columna de Jose (*)
ERRORES QUE SON HORRORES

En la vida muchas veces se cometen errores, pero grandes errores en la política son el resultado de la presión impuesta por actores foráneos que realizaron una mala interpretación del escenario total, desde Presidentes que quieren prolongarse más tiempo del constitucional en el poder como el caso que sucedió en 1930 con el Dr. Hernando Siles R. ó elegir como acompañante de Binomio Presidencial a un potencial dictador como paso con el Binomio Víctor Paz Estenssoro y Rene Barrientos Ortuño, en fin la historia Boliviana tiene varias páginas sobre situaciones donde los errores políticos fueron el resultado de decisiones que no fueron pensadas con la cabeza fría. En el Chaco Tarijeño por ejemplo, durante muchos años se lanzaron más de un grito de furia contra un Centralismo Departamental que desde Tarija imponía sus decisiones sobre las voluntades de los Chaqueños, ahora el Centralismo subió más arriba viene desde La Paz, según varios políticos locales fue desde La Paz que llegaron las “órdenes” para que la decisión asumida por los Asambleístas Regionales en Sesión del día jueves 2 de febrero de 2017 fuera la que al final asumieron.

Obviamente nada es por azar de seguro también existieron presiones desde lo local para que los Asambleístas Regionales decidan lo que decidieron y es que tal como van las cosas en el Chaco Tarijeño, sí hoy los ciudadanos tuvieran la oportunidad de volver a expresarse mediante las urnas, de seguro que más de un actual autoridad transformado de nuevo en candidato encontraría que su carrera política queda en pausa ó peor aún en un final apresurado. Por otro lado, allá por julio del año 2010 en los pasillos del palacio legislativo cuando se debatía la Ley Marco de Autonomía y Descentralización, ya más de un Diputado suponía que aquel diseño de Autonomía Regional ocultaba el deseo del entonces Diputado Willman Cardozo de convertirse en Gobernador del Chaco, hoy parece que los escenarios para tal fin también han cambiado para él, pues sí bien de todos los políticos del Chaco es el único con una estructura de militantes, con un disponibilidad logística demostrada en los días previos al Referéndum del 20 de noviembre de 2016 y otros factores que lo transforman en un aspirante natural a tal cargo, también para su mala suerte desde hace rato que ya empiezan a dañar su imagen política el tener que defender una gestión de un Gobernador Departamental que no es uno de los mejores en su trato con los pueblos del interior del Departamento, ser oficialismo siempre será complicado pues a veces toca defender lo indefendible. De todas maneras, lo que parecía ser el accionar de los Asambleístas Regionales que pondría “paños fríos” a un complicado dolor de cabeza, no está resultando como lo esperaban, más por el contrario parece que con cada día que pasa su decisión está produciendo que se alborote un avispero, con futuros resultados inesperados y es que la verdad hay errores en política que pueden ser horrores que terminen por transformar las buenas intenciones en sólo eso y es que al final el camino al infierno está lleno de buenas intenciones.


(*) El autor es José Luis Claros López, Comunicador Social y Escritor.        

lunes, 30 de enero de 2017 2:54

La Columna de Jose: TAPAR EL SOL CON UN DEDO por José Luis Claros López

La Columna de Jose (*)
TAPAR EL SOL CON UN DEDO

La mayor bendición y la mayor maldición para el Chaco y para Tarija, fue la plata del gas y la década perdida del gas entre otros cuentos incluyendo cuentos chinos, nos dejo la historia del Programa Solidario Comunal Departamental conocido como PROSOL creado el 16 de marzo de 2007 ósea van como 10 años del PROSOL, un programa destinado a apoyar al sector campesino e indígena del departamento, con financiamiento de iniciativas de acuerdo a las necesidades y su vocación productiva utilizando para este fin recursos provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos IDH. El PROSOL con sus luces y sombras llegó a beneficiar a más de 39.000 familias en todo el departamento de Tarija, sin embargo más allá de las fotos donde lucen sonrientes algunos de los beneficiarios, realmente la inversión de cientos de millones de Bolivianos, provenientes de los Recursos del IDH; cambio positivamente la vida de las familias campesinas transformando a sus comunidades alejándolas del asistencialismo, el año 2016 concluía con la novedad, de que los Recursos del PROSOL no fueron distribuidos a los beneficiarios, provocando la reacción de beneficiarios disconformes quienes se manifestaban exigiendo el cumplimiento y la entrega de recursos, es cómo sí nadie les hubiera dicho que los recursos algún día se acabarían, en conclusión la plata del gas se hizo gas y nadie quiere ver el problema en su real dimensión, no es para menos, Tarija se convirtió en un Departamento rentista circunstancial (porque sí algo es obvio en esta historia de 10 años, es que los recursos provenientes de la explotación de los Hidrocarburos no era para siempre), por ejemplo la economía local en Yacuiba, Caraparí y Villa Montes; prácticamente giraba en torno a la inversión en la obra pública y esa inversión era financiada con “la plata del Gas”; el problema del final de la bonanza de recursos ya se veía venir desde 2014; sin embargo nadie decía nada ni hacía nada; durante los últimos meses más allá de la cantaleta de “no hay plata” que plan fue seriamente puesto en práctica para remediar la situación y salir de la crisis económica, es cómo sí las autoridades y referentes políticos de Tarija y el Chaco estuvieran dentro de una burbuja y no comprendieran del todo la gravedad de la situación, en el Caso del Chaco, la cuestión es muy complicada, de qué manera funcionará nuestro modelo de Autonomía Regional, sí la cuestión autonómica regional de acuerdo al Estatuto Autonómico aprobado el 20 de Noviembre de 2016 plantea utilizar para sostener su burocracia, planificación e inversión en el dinero proveniente de los Hidrocarburos, un dinero que ya prácticamente no existe.

Comenzaban este 2017 con la noticia para las autoridades del Gobierno Autónomo Regional en Yacuiba, Caraparí y Villa Montes una noticia que de seguro fue casi como una cachetada, de que varios de sus proyectos se quedaban sin financiamiento y eran eliminadas con un clic por un burócrata de La Paz. Mientras tanto, todo parece indicar que al igual que el 2016, la transferencia de recursos económicos para la ejecución de iniciativas productivas del PROSOL, correspondiente a este año 2017, está en riego por problemas legales y jurídicos; a estas alturas las Comunidades Campesinas de nuestro Departamento ya deberían despertar y comprender, la imposibilidad de sostener más tiempo un sistema pecaminosamente asistencial, ante tal situación tendrían que tomar decisiones valientes, decisiones para salir de la crisis desde la propia iniciativa comunitaria productiva; no se puede seguir esperando que otros resuelvan los problemas de Tarija, ahora toca terminar con la dependiente inamovilidad conformista rentista circunstancial que ya no puede ser sostenida en el tiempo. Y es que no se podía para siempre tapar el sol con un dedo.              

(*) El autor, José Luis Claros López es Comunicador Social y Escritor.

lunes, 23 de enero de 2017 19:10

La Columna de Jose: IMPORTANCIA ECONÓMICA DE LOS UNIVERSITARIOS DE YACUIBA EN LA UNIVERSIDAD DE LOS TARIJEÑOS

La Columna de Jose (*)
IMPORTANCIA ECONÓMICA DE LOS UNIVERSITARIOS DE YACUIBA EN LA UNIVERSIDAD DE LOS TARIJEÑOS

El año 2016 la Universidad de los Tarijeños albergaba en Capital una importante población estudiantil proveniente de las provincias del Departamento de Tarija, equivalentes al 40% del total de sus estudiantes, de los cuales 3.226 provienen de Yacuiba; el año 2016 la Universidad de los Tarijeños realizó una investigación publicada y difundida en su Boletín Oficial Nro. 21 la investigación se titulaba: “¿Cuán importante es la población universitaria de la UAJMS para la economía de Tarija?” se determinaba en este artículo, que 1.051 Bs.- (Un Mil Cincuenta y uno Bolivianos) eran el PRESUPUESTO DE GASTO PROMEDIO MENSUAL DE UN ESTUDIANTE QUE ALQUILA VIVIENDA (proveniente de provincia). Eso quiere decir, basándonos en el estudio realizado y difundido por la Universidad de los Tarijeños, que por año; una Familia Yacuibeña que tiene sólo 1 (uno) hijo (a) estudiando en la Capital del Departamento, destina un equivalente anual de 12.787,17 Bs.- (Doce Mil setecientos ochenta y siete 17/100 Bolivianos) y en total los 3.226 estudiantes habrán puesto a circular en la economía de la capital del Departamento la cantidad de 41.251.760,73 Bs.- (Cuarenta y un millones doscientos cincuenta y un mil setecientos sesenta 73/100 Bolivianos); de tal forma que a lo largo de una permanencia de cinco años por motivo de realizar estudios superiores en la Universidad de los Tarijeños cada estudiante proveniente de Yacuiba invierte (considerando que la educación no es un gasto sino una inversión) la cantidad de  63.935,83 Bs.- (Sesenta y tres mil novecientos treinta y cinco 83/100 Bolivianos), estos 3.226 estudiantes de Yacuiba pondrían a circular durante un periodo de cinco años más de 200 millones de Bolivianos en la economía de la capital del departamento, irónicamente sí esos 3.226 estudiantes en lugar de trasladarse a estudiar en la ciudad de Tarija significarían para la economía local en Yacuiba, que sus familias destinen a la circulación local durante un período de cinco años un equivalente a los 206.258.803,64 Bs.- (Doscientos seis millones doscientos cincuenta y ocho mil ochocientos tres 64/100 Bolivianos) esto significa que una importante cantidad de recursos económicos generados por el trabajo de las familias Yacuibeñas son invertidos en la capital del Departamento gracias a la universidad de los Tarijeños.

Según la Universidad de los Tarijeños: “…La mayor cantidad de estudiantes de la UAJMS provienen del propio Departamento de Tarija… Del total de estudiantes de la UAJMS que son del Departamento de Tarija, la mayor cantidad corresponden a la Ciudad Capital frente a la cantidad de estudiantes que provienen de las otras Provincias del Departamento de Tarija…” de acuerdo a información estadística de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) disponible en su sitio web oficial, la Universidad de los Tarijeños crece poblacionalmente a una tasa anual del 7% además de acuerdo a su análisis expuesto en su Boletín Oficial Nro. 21 el 8% del PIB del Departamento de Tarija es generado por la importancia económica de los estudiantes universitarios provenientes de las provincias del interior del Departamento. En consecuencia es evidente,  que la Universidad Pública, es un elemento clave desde toda perspectiva para el desarrollo de los pueblos.

(*) José Luis Claros López, es Comunicador Social y Escritor.             





viernes, 13 de enero de 2017 13:29

YACUIBA FINISECULAR, CONVIVENCIA EN LA FRONTERA SUR BOLIVIANA EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XX.

YACUIBA FINISECULAR, CONVIVENCIA EN LA FRONTERA SUR BOLIVIANA EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XX.
Por José Luis Claros López (*)


Bolivia a finales del Siglo XIX recién intentaba curar sus heridas de la Guerra Civil que concluyo con la victoria y ascenso al poder del Partido Liberal, con los primeros años del Siglo XX llegan a los titulares de la prensa nacional el conflicto bélico que se desarrolla en las selvas del norte boliviano, a donde marcharan los soldados de Bolivia para defender un espacio territorial tan lejano que para llegar a la línea de combate contra el agresor Brasileño demoran semanas.

Fotografía Superior: Señor Don Jaime Calbimonte y su familia en Caiza - Gran Chaco. 
Foto realizada por Jean Baptiste Vaudry. Invierno de 1903

Por ese mismo tiempo, finales del siglo XIX y comienzos del Siglo XX en el sur de Bolivia en la Provincia Gran Chaco se levantaba nuevamente de los escombros producto del terremoto que la destruyo, al amanecer del 23 de marzo de 1899 un terremoto destruyo Yacuiba, la magnitud estimada fue de 6,4 en la escala de Richter, a una profundidad de 30 km; y de una intensidad de "grado VIII" en la escala de Mercalli. Después de esa catástrofe natural, los que más se esforzaron por reedificar Yacuiba fueron los padres Rafael Paoli y Manuel Lauroua y el conocido caballero don Jacinto Delfín, que fue dos veces diputado por el Chaco y jefe de las colonias en 1898. “…La población no es como se cree netamente tarijeña, es un pueblo cosmopolita, se han radicado personas de todos los departamentos de Bolivia y de todas las naciones del mundo…” el pueblo de Yacuiba. Para el año de 1898, Yacuiba tiene 400 habitantes[i] en su mayoría indígenas. 

Coexisten en el mismo espacio geográfico las tolderías de los nativos y casas rústicamente construidas por los habitantes criollos de la región evidencia de tales construcciones puede ser evidenciada en la página 80 de la Revista Argentina “Caras y Caretas” que difunde para 1908 una fotografía de Yacuiba a comienzos del siglo XX.
“…figuraban numerosas vistas fotográficas, que Yacuiva no era una ciudad sino un simple rodeo de ranchos con 300 á 400 habitantes en su mayoría indios chiriguanos y matacos…” Olascoaga, 1910, p. 16

A su vez, sus habitantes se proveían de carne que compraban más al sur llegando casi a Tartagal en un lugar conocido como Zoopota.

“…Zoopota es un largo oasis longitudinal, depósito abundante de los ganados que los indios arrebataban en todas las estancias del bajo Bermejo y provincias de Santiago y Santa Fé, siendo por su puesto, guarida de numerosas tribus que proveen de carne en pié y contribuyen á robarla para los especuladores bolivianos que llegan desde Yacuiva costeando el rio Itiyuro hasta los mismos cañadones donde se derrama dichorio.Zoopota en lengua chiriguana significa «quiere carne»…” Olascoaga, 1910, p. 14  

Existe a comienzos del siglo XX en Yacuiba, no solamente una oficina de “Aduanilla” (Art. 6 del Reglamento General de Aduanas de la República de Bolivia, de 21 de enero de 1901) sino también una escuela primaria que para 1901 contaba con dos Profesores Clodomiro Catacora con un sueldo de 11 Bolivianos y Felicidad de Garrabulí con un sueldo de 20 Bolivianos[i]. Años antes, en octubre de 1898 Enrique Ibarreta intentando demostrar la navegabilidad del Pilcomayo es asesinado por los indios Pilagas, sus restos serán rescatados el 17 de junio de 1900. Un año antes de la muerte de Ibarreta, extraviado en su camino a Yacuiba a las 14:30 del martes 23 de noviembre de 1897 era asesinado Ramón Listas explorador del Instituto Geográfico Argentino, de acuerdo a un posterior Estudio Médico Legal se pudo concluir la dirección real de la bala que lo habría victimado. En 1902, el explorador español Juan Gonzales Montenegro, explorando la misma zona recorre la quebrada de Yacuiba y sus inmediaciones, por aquel tiempo de cambio finisecular el Chaco y Yacuiba, era lo más parecido en Bolivia con el “far west” mientras imperturbables avestruces caminaban por las afueras de Yacuiba, algunos de los buscadores de fortuna que habitaban está frontera creían que muy cerca de las Serranías de Yacuiba existían yacimientos de oro[ii].


Fotografía Superior: Criollo junto a su caballo, Yacuiba invierno de 1903. 
Foto realizada por Jean Baptiste Vaudry. 

Fotografía Superior: Sargento Gonzales, Colonia Crevaux. Septiembre de 1903.
Foto realizada por J.B. Vaudry. 

Yacuiba, por entonces a comienzos del Siglo XX es un pueblo constituido, Nordenskiöld  lo describe así:

“…El 18 de mayo, estábamos llegando a Yacuiba, un pueblo grande en la frontera entre Bolivia y Argentina. En la actualidad existe un lugar bastante decente, pero antes era un antro peligroso de los criminales, que escapaban hasta allí por temor a la policía argentina…” Nordenskiöld. 1926, p. 18

Para ese momento nadie recordaba el pasado que ligaba este territorio con el pueblo Chané, solamente los Chané lo recordaban y es que a muchos lugares se les otorgaban antiguamente los nombres de los jefes locales, en la actualidad parece que los referentes de la toponimia se deben más bien al recuerdo de sus gestas legendarias. La familia cacical es la que posee un conocimiento más articulado y consistente del territorio de varios miles de hectáreas que antes ocupaban los chané. No es menos decisiva la contribución del linaje cacical a la administración colectiva de la memoria y el tiempo. Uno de estos capitantes Chané, llamado Mocapoy[i], informante de Nordenskiöld a principios del siglo XX, parece haber sido un hábil diplomático, como su padre, se considera de estos indios para gobernar, puede ser extremadamente importante tener la lengua a su merced. Estas personas pueden apreciar la sabiduría superior a la resistencia. Mocapoy también se ocupaba de vigilar el territorio “estaba en disputa con los blancos, que usurparon su país, y no podría gustar su idea, que eran sus inquilinos. Me pidió consejo, cómo podía conseguir el blanco de reconocer los derechos indígenas a la tierra.”(Nordenskiöld 1926:113), los Chanés en el pasado a cambio del respeto a su propiedad sobre la tierra de sus ancestros, los capitanes explotaban con maestría el juego de las alianzas, administrando la dinámica del parentesco para obtener ventajas políticas. Para ello apelaban a diversas estrategias, expandiendo o contrayendo los lazos de alianza según las conveniencias coyunturales; por eso habían pactado y defendido las líneas de aprovisionamiento de Rodríguez Magariños en 1843 contra los contingentes de tobas que las hostigaban, por desgracia, en las luchas de los blancos contra los indios casi siempre han luchado algunos jefes en el lado de los enemigos en contra de su propia tribu.

Fotografía Izquierda: Mujer Chiriguana en Yacuiba, Chaco occidental, Bolivia.
Fotografía Derecha: Criollos junto con indígenas en Yacuiba. 
Fotografías de Erland Nordenskiöld de su expedición de 1913 a 1914 al Chaco Boliviano. 


Fotografía Izquierda: Calle San Pedro esquina Santa Cruz en Yacuiba 11 de septiembre de 1897;
Fotografía Derecha: corresponde a la Iglesia de Yacuiba, 11 de septiembre de 1897
Fotografías realizadas por Vicenzo Mascio.

De acuerdo a los testimonios recogidos en el libro “Yacuiba Retazos Pueblerinos” de Pedro Ángel Coto se puede concluir que la convivencia a finales del Siglo XIX y comienzos del Siglo XX en el pueblo de Yacuiba entre los habitantes criollos y los pueblos indígenas era pacífica, sin embargo a varios kilómetros Chaco adentro, aún los pueblos indígenas se resisten a las incursiones de los “blancos” defendiendo su espacio territorial de las incursiones sean de los soldados del ejército, de los criollos que quieren ampliar la frontera ó de los exploradores que realizan trabajos de tipo científico.    

Fotografía Superior: Campamento de Indios Chorotis, 
en El Palmar camino a Yacuiba invierno del año de 1903
foto realizada por Jean Baptiste Vaudry.


(*) El autor, es Comunicador Social y Escritor.

Bibliografía.

BOLIVIA, República. Ley Orgánica y Estatuto General de Aduanas. Imprenta del Estado. La Paz, Bolivia. 1901
BOLIVIA, República. Boletín de la Oficina Nacional de Estadística. Año V Primer Trimestre de 1909. Tipografía Comercial de Ismael Argote. La Paz, Bolivia. 12 de marzo de 1909 
CLAROS LÓPEZ, José Luis. Todo tiempo de Crisis tiene solución. 31 de diciembre de 2016. Consultado el 13 de enero de 2017 en http://desdeyacuiba.blogspot.com/2016/12/la-columna-de-jose-todo-tiempo-de.html
CLAROS LÓPEZ, José Luis. Entre Flechas, Espadas, Cruces y Balas. Miércoles 22 de junio de 2016. Consultado el 13 de enero de 2017 en http://desdeyacuiba.blogspot.com/2016/06/entre-flechas-espadas-cruces-y-balas.html
CLAROS LÓPEZ, José Luis. Pioneros de la Educación, en el Chaco Tarijeño. Lunes, 4 de junio de 2012. Consultado el 13 de enero de 2017 en: http://desdeyacuiba.blogspot.com/2012/06/pioneros-de-la-educacion-en-el-chaco.html
COTO, Pedro Ángel. Yacuiba Retazos Pueblerinos. Narraciones y Relatos. 2da. Edición. Imprenta Alar S.R.L. Santa Cruz, Bolivia. Julio 2005.
CRÉQUI MONTFORT, Georges de / SÉNÉCHAL DE LA GRANGE, Eugene. Anthropologie Bolivienne. Tome Premier Ethnologie, démographie, photographie métrique. Paris, Imprenta Nacional. 1908
GIANNECCHINI, Dorotéo. / MASCIO, Vicenzo. Álbum Fotográfico de las Misiones Franciscanas en la República de Bolivia, a cargo de los Colegios Apostólicos de Tarija y Potosí. Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia. Talleres Gráficos de Industrias Offset Color S.R.L. La Paz, Bolivia. 1995
MONTANER Y SIMÓN, Editores. Diccionario Enciclopédico Hispano - americano de Literatura, ciencias y Artes. Tomo XXIII, Barcelona, Establecimiento Tipográfico Editorial Barcelona. 1898
NORDENSKIÖLD, Erland. Investigaciones y aventuras. Estocolmo, Suecia. Año de 1915
NORDENSKIÖLD, Erland. Indianliv i El Gran Chaco (Syd-Ameria). Stockholm, 1926
OLASCOAGA, Manuel J. La cuestión de límites Argentina-Bolivia. Conferencia del Coronel Manuel J. Olascoaga. Establecimiento Gráfico de Felix Best. Mendoza, Argentina. 1910
SMITHSONIAN INSTITUTION, Bureau of American Ethnology. Bulletin. 1901



[i] Claros López, José Luis. Entre Flechas, Espadas, cruces y balas.  
[i] Claros López, José Luis. Pioneros de la Educación, en el Chaco Tarijeño.
[ii] Claros López, José Luis. Todo tiempo de crisis tiene solución.
[i] Pág. 122. Tomo XXIII Diccionario Enciclopédico, 1898.  



martes, 10 de enero de 2017 11:02

Vaudry y sus fotografías realizadas cerca de Yacuiba en el invierno de 1903

Vaudry y sus fotografías realizadas cerca de Yacuiba en el invierno de 1903

J.B. Vaudry, Ingeniero de Artes y Manufacturas, que tuvo parte, de 1903 a 1907, en el trabajo de la Comisión de Límites con Bolivia, Argentina y Brasil, realizó fotografías en regiones ignoradas. Realizó la publicación de un mapa de las misiones, pueblos y campos costumbre indias del Chaco boliviano. Por el Pilcomayo de la Misión San Francisco Solano a Cabayú Repoti, se encontró con campamentos de Tobas, de matacos y de Chorolis y a veces de Tapiétes. La Sociedad Geográfica de París reconoció el mérito de rutas Sr. JB VAUDRY asignándole en 1907, la medalla de oro del Premio Léon Dewez.







Fuente: Créqui Montfort, Georges de / Sénéchal de la Grange, E. Anthropologie Bolivienne. Tome Premier Ethnologie, démographie, photographie métrique. Paris, Imprenta Nacional. 1908


sábado, 7 de enero de 2017 23:39

Sin tanta explicación. Un poema escrito por José Luis Claros López

Sin tanta explicación.
Por José Luis Claros López

Al cerrar los ojos
me quedo soñando
despierto,
simplemente imaginando
la perfecta conversación
para confesarte
sin tanta explicación
cuanto me gusta
el brillo de tu mirada,
un beso de tus labios
en mi mejilla
es lo que más quiero
y me quedo tonto
perdido por culpa
de tus bellos ojos,
quisiera que pronto
pudiera ser
de nuevo la noche
cuando complaciendo
tus antojos
pueda regalarte
un helado otra vez
y quisiera ser la razón
de tu insomnio
llegando con mis versos
a tu corazón.




sábado, 31 de diciembre de 2016 20:29

La Columna de Jose: TODO TIEMPO DE CRISIS, SÍ TIENE SOLUCIÓN por José Luis Claros López



La Columna de Jose (*)

TODO TIEMPO DE CRISIS, SÍ TIENE SOLUCIÓN

Extraviado sin poder encontrar el camino a Yacuiba, en medio de la maraña del monte a las 14:30 del martes 23 de noviembre de 1897 era asesinado Ramón Listas explorador del Instituto Geográfico Argentino, de acuerdo a un posterior Estudio Médico Legal se pudo concluir la dirección real de la bala que lo habría victimado. En 1902, el explorador español Juan Gonzales Montenegro, explorando la misma zona recorre la quebrada de Yacuiba y sus inmediaciones, por aquel tiempo de cambio finisecular el Chaco y Yacuiba, era lo más parecido en Bolivia con el “far west” mientras imperturbables avestruces caminaban por las afueras de Yacuiba, algunos de los buscadores de fortuna que habitaban está frontera creían que muy cerca de las Serranías de Yacuiba existían yacimientos de oro. Según una información difundida el año 2016 por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera, el departamento de Tarija pierde aproximadamente 500 millones de bolivianos por año en materia de ingresos departamentales por concepto de regalías mineras por falta de explotación según las potencialidades detectadas. Se sabe que en la provincia Méndez existe plomo, estaño, oro y plata; en el municipio de El Puente hay grandes reservas de piedra caliza y se hallaron indicios de plata y plomo, al igual que en la provincia O’connor, susceptibles de ser explotadas en beneficio departamental.

Yacuiba, Caraparí y Villa Montes, durante los últimos años de acuerdo a lo difundido por una nota periodística en El País de la Ciudad de Tarija, señala que a pesar de la increíble cantidad de recursos que ingresaron: “…en el Chaco tarijeño no se han resuelto demandas esenciales como los servicios básicos...”, lo cual no es una exageración, todavía en Caraparí la tierra del Gas utilizan leña para cocinar, la distribución de la electricidad es mala (es normal en Caraparí un corte de luz de unas 12 horas), en Yacuiba no existe una provisión adecuada de agua potable y existen barrios que no tienen un buen alumbrado público eso produce que se sucedan hechos delictivos y es que sí los servicios básicos son malos, la seguridad ciudadana tampoco anda bien, pero ya se acabaron los años de la bonanza económica en la cual los buscadores de fortuna del presente lograron beneficiarse con la era del Gas, es evidente que ahora cuando hablan los políticos Yacuibeños de defender no sólo la Autonomía Regional, sino también el 45% (asignación de recursos al Chaco provenientes de los hidrocarburos) podemos concluir que de nada sirve una autonomía sin plata, pero bueno así estamos por culpa de nuestra clase política y hoy vivimos las consecuencias de sus acertadas decisiones, por esa razón siempre que una Autoridad local en Yacuiba por enésima vez repite “que hay crisis”, me pregunto como la pasaran en estos tiempos de crisis los vecinos del Barrio “El Chaqueñito” ó de otras zonas alejadas de la burbuja en la cual nuestros políticos transcurren sus días. En definitiva, ya que los políticos parecen no tener respuestas, la sociedad Yacuibeña debe ser capaz de tener la capacidad para formular alternativas a la crítica situación actual y convertir estas alternativas en exigencias políticas. Porque al final todo tiempo de crisis, sí tiene solución.

(*) El autor de la columna es José Luis Claros López, Comunicador Social y Escritor.          

  Fotografía: Ingreso al Barrio El Chaqueñito (Foto Archivo, blog desde Yacuiba año 2010)

viernes, 30 de diciembre de 2016 22:43

La Columna de Jose: LOS POLÍTICOS YACUIBEÑOS EN SU LABERINTO por José Luis Claros López



La Columna de Jose (*)
LOS POLÍTICOS YACUIBEÑOS EN SU LABERINTO

Hay un Mural en un barrio de Yacuiba, que nos recuerda permanentemente que “también de este lado hay sueños”; pero el 2016 será recordado como el año en el que cual las promesas de nuestros políticos locales se transformaron en un mar de quejas, por momentos parecía que los medios de comunicación transmitían un capitulo de “Laura en América” donde unos acusaban de todo un poco a los otros, a cual más traidor que judas, a cual más mentiroso que pinocho, a cual más opa que sonso vivo, mientras tanto el sistema de salud y la economía popular se fue para el carajo pero como escribió Gabo: “…Siempre iremos mal, dijo, mientras los subalternos sigan mintiéndonos para complacernos...”, quizás por eso nos regalaron foquitos de colores en lugar de dar soluciones a los problemas que afectan a las familias Yacuibeñas; este 2016 igual que paso el 2015; el personaje del año fue el Pueblo y no los políticos, sólo el pueblo merece aplausos por su resistencia, pero también merece un poquito de fe y esperanza, cada vez suena más ese “Que se vayan todos” porque ya hace rato que nuestro pueblo llegó a la conclusión, que deposito su confianza mediante su voto en seres humanos mediocres y sin capacidad de resolver los grandes problemas que tiene nuestra sociedad, políticos que siguen creyendo que para solucionar el desarrollo humano se debe hacer ferias y que se tiene que regalar a los niños juguetes de los baratitos para mejorar el índice de necesidades básicas insatisfechas, andamos mal pero no hay nada que no se pueda solucionar y es que todo laberinto tiene una salida.

Los políticos con poder de decisión, tienen que comprender que se deben generar políticas públicas que permitan salir de la crisis, algo así como un Plan de Emergencia, pero que no sólo sea un bello documento que refleje un conjunto de promesas con buena sintaxis, tiene que ir más allá de la demagogia, se debe mirar al campo, mejorar las condiciones de vida de nuestra gente, los servicios básicos, no puede ser posible que sigamos sin suministro de agua potable por las noches, que cuando sople un vientito, se apague la luz y retrocedamos 100 años en el tiempo regresando a 1916 cuando no existía ni la Vieja Usina para brindarnos la energía necesaria para encender unos cuantos focos, fuimos avanzando hasta convertirnos en un referente nacional en la implementación de políticas públicas destinadas a mejorar el sistema educativo priorizando así la formación de nuestros recursos humanos, pero ahora es muy poco lo que se hace por la educación en Yacuiba, la crisis no es una excusa para meterle candado a las computadoras y no proveer de un desayuno escolar digno a los niños de nuestro gran municipio, eso me recuerda que hay quienes olvidaron que muchos padres de familia son desempleados y tienen más de un niño en edad escolar y que durante todo un año esperaron que por lo menos les cumplieran con la promesa de la tan cuestionada “Mochila Escolar” pero al final no paso nada, para ponerle la cereza al pastel ahora resulta que se plantea seriamente desde otras latitudes del departamento el modificar la Ley que “permitió un poco de justicia histórica” con el Chaco en lo que se refiere a la distribución del 45% de las regalías, lamentablemente otros se unen por un bien común, mientras en casa; hacemos dos caravanas y dos actos rimbombantes para celebrar la aprobación de los Estatutos Autonómicos, es decir sí los hermanos están divididos ¿podrán defender su casa? Sí nuestros líderes no tienen una brújula y prácticamente viven en una burbuja ¿podrán sacarnos del laberinto?

(*) José Luis Claros López, es Comunicador Social y Escritor.
http://www.desdeyacuiba.blogspot.com/   

Fotografía: Mural en Barrio La Playa, zona Complejo Ferroviario. (Ciudad de Yacuiba)

VOS ERES EL VISITANTE

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)
Autor: José Luis Claros López

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS
El Pirata del Pilcomayo y Otros Cuentos (Tercer Libro escrito por José Luis Claros López)

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL
Versiario Invernal de un Desamor Primaveral. Cuarto Libro escrito por José Luis Claros López, antología de poesías.

Archivo del blog

SITIO WEB PUR

Powered By Blogger
Blogger Templates

YACUIBA

YACUIBA

BUSCADOR

TRADUCE ESTE BLOG

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

MI GATITO

Seguidores