lunes, 4 de enero de 2010 16:49

Miss Universo no de su costilla, sino de su machismo

No saldrá Eva de la costilla de Evo, saldrá

Miss Universo no de su costilla, sino de su machismo

María Galindo
Mujeres Creando
Advierto a lectoras y lectores que he escogido para
este artículo sobre la reelección de Evo Morales
 concentrarme en una de sus más simples,
banales y para muchos “jocosas” ofertas electorales.

Acaba de ganar Evo Morales con el 62 o más de apoyo popular. Un apoyo popular que nace abajo y que mientras más abajo vamos más profundo, entrañable e inquebrantable es.
Y sin embargo, una de las ofertas electorales por muy inverosímil, irónico, grotesco y chocante que nos parezca es la organización de la próxima Miss Universo en la ciudad de Santa Cruz, con transmisión de televisión estatal para el país entero y con el Ministro de Culturas a la cabeza de semejante responsabilidad estatal. Fue el regalo del presidente con mayor apoyo popular en la historia del país para el empresariado cruceño terrateniente agropecuario que postulo  en su pasado mandato el secesionismo. 
¿De dónde saca esta propuesta nuestro presidente indígena, líder del cambio social en América latina,  hijo de una pastora del altiplano, hermano de las llamas  y confidente del viento?
¿Quién te dijo que para ser bonita tienes que ser una cosita?
La cosificación de las mujeres que es la conversión del cuerpo de las mujeres en una mercancía, en una cosa, en un objeto sujeto a la tiranía estética y a la mutilación del cuerpo en piernas, cintura, tetas, muslo, cabellera, etc. etc.
Es uno de los ejes de la opresión de las mujeres en todas las sociedades patriarcales del mundo. Es un eje de opresión que básicamente gira en torno de la industria de la publicidad, la cirugía estética, el espectáculo y la moda, imponiendo parámetros de belleza que son abiertamente racistas, cosificantes, dañinos para la salud y que han dado como consecuencia graves problemas de bulimia y anorexia sobretodo en las adolescentes y sensación de insatisfacción consigo mismas en miles de mujeres en el mundo.
Es también una imposición de tallas y aspectos que ratifican “la fragilidad” de las mujeres como un rasgo de belleza a imitar por todas.
 Esta cosificación no se circunscribe únicamente a las mises y modelos que se puede decir hasta cierto punto  que  cumplen ese papel voluntariamente; es una cosificación a partir de la cual ellas se impone como modelo universal  y que recae sobre todas las mujeres. Por ejemplo a partir de la imposición del requerimiento de “señorita de buena presencia” para los trabajos, la imposición de uniformes con minis y escotes en las gasolineras y restaurantes. A partir de la abierta y descarada evaluación física de las mujeres cuando tienen que acceder a un puesto de trabajo desde secretaria hasta vendedora.
La contestación de estos parámetros y la reivindicación de no ser reducidas a la apariencia física es una lucha interminable del movimiento feminista. Es una lucha que pone en evidencia que no tenemos en nuestras manos la discusión de la belleza; lo que esta industria instala es tiranía estética y no belleza.
Para decirlo rápido: las mises no son mujeres bellas, son mujeres cosas. Por tanto impulsar, fomentar, apreciar o incentivar esa presencia es asignarles a las mujeres en una sociedad el lugar de cosas. Es despojarnos de nuestra condición de personas y sobretodo de nuestra  dignidad.
La cosificación de las mujeres una política estatal
Con el anuncio y la oferta del presidente la cosificación de las mujeres se convierte además en una política desde el Estado. A  escala mundial, con excepción de la Italia de Berlusconi, esta industria es una industria privada, impulsada con fondos privados y en la cual los estados no han entrado ni a la censura y protección de los derechos humanos de las mujeres, pero tampoco al impulso de las mismas. El caso boliviano aparece entonces como una excepción grotesca sobretodo cuando sabemos que un alto porcentaje de mujeres en nuestro país no tiene muelas  a los 30 años por falta de calcio, muere de abortos mal practicados y carga la mayor parte del desempleo, la migración y el sobrendeudamiento vía microcrédito.
Fue la derecha boliviana la que introdujo a las modelos  como parte orgánica de su política. Verónica Larriuo fue la imagen  de campaña electoral de Sánchez de Lozada y Carlos Mesa el 2002 y posteriormente fue contratada para al menos simular un romance con el viejo presidente a manera de proteger su virilidad como un bien político. Es así que Verónica visitaba el palacio de gobierno casi públicamente para lavar la imagen desgastada de Sánchez de Lozada.
De manera paralela la Expoferia de Santa Cruz que es el portal productivo más importante del  país instauro la presencia de las modelos como azafatas convirtiéndolas en el atractivo principal de la feria. Todo eso fue parte del lenguaje de la derecha, una derecha banal que vendió a las mises como modelo de éxito. Y que proponía  la expansión sin límite ético del concepto de mercancía; empezando por el agua, los servicios básicos y terminando en las mujeres. Las mujeres como mercancía y también como objeto disponible para el uso de empresarios y políticos fue  la cara que un neoliberalismo cruel y empobrecedor  necesitaba para endulzar y disfrazar sus políticas de hambre.
 Si bien esto nace en la derecha  y el empresariado, fue adoptado por los sectores populares por eso el ser Miss castaña, miss tacana o miss villa miseria se convirtió rápidamente en parte de la agenda social de todos los sectores. Las universidades públicas lo hacen, las carreras, los barrios populares, los colegios en todo el país lo hacen  y las chicas desfilan sus tristes cuerpos en pasarelas de cartón, de cemento, de basura  o de cristal cumpliendo el deseo de ser miradas, deseadas, admiradas y visibles para la mirada machista y mutiladora del político, del empresario, del fotógrafo o del dirigente.
No hay nada más parecido a un machista de derecha que un machista de izquierda
García Linera también comprendió que la virilidad es en la sociedad boliviana un bien político por lo que de manera compulsiva y exhibicionista se dedicó a invitar y cortejar una serie de mises que lo legitimaran como macho en la sociedad cruceña.
Sin embargo, esta fascinación por las mises como prolongación de su poder político pasó del  vicepresidente a todo el gobierno. El  escenario  fue recogido por el gobierno en su conjunto como una especie de política gubernamental que no era formalizada  y  que pertenecía a ese lugar intermedio entre política estatal y vida privada. Este hecho repercutió de manera muy agresiva al interior de las oficinas públicas con un despliegue de acoso sexual abierto contra las trabajadoras, un incremento del personal femenino de bajo rango que conformara el ornamento para los funcionarios machistas de alto rango; pasando por diputados, viceministros y directores que tuvieron los puestos de trabajo del Estado como una especie de cuota machista para colocar mujeres jóvenes sin experiencia y dispuestas a jugar el ambiguo papel de secretarias y amantes.
No se trata de una crítica moralista sobre la monogamia, el  estado civil o la fe cristiana de los funcionarios públicos; todo lo contrario, es el análisis de la realidad concreta e inmediata del lugar de las mujeres en la administración pública en un proceso que se llama de “cambio social”. Este lugar es denigrante cosificante y atentatorio contra los derechos de las mujeres, es un lugar jerárquico y violento.
Esta cosificación repercutió también en los movimientos sociales y en las áreas rurales donde la relación erótica con el presidente, sus ministros y funcionarios se convirtió en la oferta generalizada de las mujeres jóvenes en busca de un sueño. Dejando el mensaje sellado pueblo por pueblo de que todas las mujeres están disponibles para el presidente o cualquiera de sus colaboradores.  La historia de Margarita Terán la joven que se incorporo a los 14 años al movimiento cocalero,  la ex novia del presidente es solamente hoy una anécdota de lo que es al trágico destino de las mujeres indígenas dentro el movimiento político sindical campesino. La descomposición del movimiento de mujeres campesinas que ha cedido en todos estos manoseos machistas y que se ha hecho cómplice de esta sujeción es evidente. En una reunión de gabinete el presidente llego a contar la siguiente broma: cuando voy a los pueblos quedan todas las mujeres embarazadas y en sus barrigas dice “Evo Cumple”.
Pero el Estado pasó de esta manera simulada de fascinación por la cosificación de las mujeres a la formalización real de dicha cosificación.
La primera formalización fue la elección de la miss La Paz organizada por el gobierno municipal con fondos públicos, transmisión en directo de 4 horas por la cadena de televisión estatal para todo el país y la participación del propio presidente y alcalde en sesiones de fotografía con las candidatas. Luego el ministro de culturas incorporo a las mises como parte de la política cultural del “proceso de cambio”.
El mensaje político es claro: el lugar de las mujeres en este proceso es la satisfacción del macho y de entre todos los machos la satisfacción de aquellos que ostentan poder político es la que mas prestigia y la que más rentable resulta.
Gloria Limpias: de acusada de proxenetismo a interlocutora validada por el Ministerio de Culturas
Gloria limpias es quien detenta la franquicia de los concursos de mises y por supuesto del miss universo  también. Su empresa nace en los años 70tas para satisfacción de los dictadores de turno de esas épocas. Fue acusada por Helga Bauer miss Bolivia 1996 de proxenetismo porque su contrato la obligaba a acudir a citas con empresarios japoneses. Les quitó títulos de belleza a varias mujeres,  en el caso de Desiré Duran fue por haber quedado embarazada. Los contratos que firman las chicas son los más desventajosos de la región.  Son contratos unilaterales que las obligan en todo, sin que su empresa guarde ninguna obligación en reciprocidad. Gana el 50% de todo lo que haga una miss o modelo suya y maneja de tal manera el escenario empresarial y político que una chica que no trabaja con ella puede no solo estar condenada al aislamiento, sino inclusive a la destrucción de su imagen.
Gloria Limpias representa como empresa lo mas retrogrado que hay en la sociedad cruceña, los contenidos que se les transmite a las mujeres que por ella pasan son un entrenamiento en la idiotización como rasgo de belleza. Es un entrenamiento en la complacencia del macho y  las chicas más cotizadas son las que mejor sonrisa logran a la hora de presentarse como cosas. La empresa de Gloria Limpias administra además la vida sentimental y privada de cada una de las chicas, por eso una de sus más rentables habilidades es alimentar la doble moral y la hipocresía social en Santa Cruz. Las modelos y mises cumplen roles ambiguos entre la exhibición de sí mismas como cosas y la condición de damas de compañía de los más poderosos del país. No es una crítica moralista la que planteamos, todo lo contrario las chicas son destruidas, destituidas, extorsionadas o multadas por Gloria Limpias cuando apelando a su libertad personal incumplen  precisamente ese papel.
Esta empresa es  subsidiaria de la empresa mundial del Miss Universo que pertenece  a la televisora norteamericana NBC, y al magnate estadounidense, Donald Trump. Es decir que a la hora de hablar de cosificación de las mujeres ni el antiimperialismo,  ni el anticapitalismo resultó un argumento. Organizando la miss Universo desde el Estado y como tarea estatal se capitalizara con fondos públicos y con apoyo estatal la empresa que mas pisotea los derechos humanos de las mujeres en la sociedad desde el derecho a  la intimidad, hasta el derecho a la maternidad. Un jefe de Estado como Evo Morales que comprendió la necesidad básica de que no todo es una mercancía no aplica esta comprensión a la condición de las mujeres bolivianas y se regodea de su poder para impulsar desde el estado esta cosificación porque como macho lo disfruta.
La cosificación de las mujeres puede conducir sin duda a una importante alianza política entre empresariado cruceño y Movimiento al Socialismo, pero al mismo tiempo significa una manera más de vaciar al contenido de un proceso de cambio y de convertirlo en un simple cliché. Me disculpo con quienes consideran que esta oferta electoral es legítima y que no empaña la imagen del presidente más popular de los últimos tiempos, con quienes consideran que estas son cosas de detalle y sin trascendencia. Considero que este es efectivamente un detalle que sumado a muchos cientos más son rasgos que no puedo, ni deseo dejar de ver son rasgos más que preocupantes sobre el real y concreto contenido del proceso más allá del discurso de tarima que escuchamos todos los días. He preferido pues para este articulo sobre la reelección de Evo Morales concentrarme en una de sus más simples, banales y para muchos jocosas ofertas electorales.
No se puede descolonizar
sin despatriarcalizar
MARIA GALINDO
DICIEMBRE 2009 LA PAZ -BOLIVIA

FUENTE: http://www.mujerescreando.org/pag/activiades/2009/papeletavoto/nosaldraevo.htm

0 Comments On "Miss Universo no de su costilla, sino de su machismo"

VOS ERES EL VISITANTE

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)

LA NIÑA Y EL FANTASMA Y OTROS RELATOS (CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL ARCHIVO)
Autor: José Luis Claros López

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL

VERSIARIO INVERNAL DE UN DESAMOR PRIMAVERAL
Versiario Invernal de un Desamor Primaveral. Cuarto Libro escrito por José Luis Claros López, antología de poesías.

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS

EL PIRATA DEL PILCOMAYO Y OTROS CUENTOS
El Pirata del Pilcomayo y Otros Cuentos (Tercer Libro escrito por José Luis Claros López)

Apuntes Historia de Yacuiba (Hasta 1910)

Apuntes Historia de Yacuiba (Hasta 1910)
Autor: Tec. José Luis Claros López

Archivo del blog

SITIO WEB PUR

Powered By Blogger
Blogger Templates

YACUIBA

YACUIBA

BUSCADOR

TRADUCE ESTE BLOG

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

EN LA ENTRADA DE SAN PEDRO

MI GATITO

Seguidores